El 29 de septiembre está programado el pago de una de las emisiones

El desplome de la CAM pone la lupa en sus 1.400 millones en preferentes

Las cuotas de la caja se hundieron ayer en Bolsa un 50%, hasta 1,7 euros, tras haber anulado el FROB el acuerdo de amortización. Existes dudas sobre el pago de los cupones de los 1.400 millones de euros en preferentes con los que cuenta la entidad.

La CAM tiene 1.398 millones de euros en participaciones preferentes, emitidas en 2001, 2002, 2005 y 2009. Solo 88,5 millones fueron vendidos entre institucionales, el resto fue a parar de pequeños inversores, principalmente clientes de la caja. El futuro de estas participaciones es una incógnita desde que la entidad fue intervenida por el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), el pasado 22 de julio.

El hecho de que los administradores del FROB hayan deshecho el acuerdo de amortización de las cuotas participativas, con su consecuente desplome, revela que no están dispuestos a rescatar a cualquier precio a los pequeños inversores y pone en duda su actitud ante las participaciones preferentes. Estas participaciones computan como recursos propios Tier 1 -junto con el capital y las reservas- por su capacidad de absorber pérdidas. Precisamente, en 2009 fueron el recurso preferido por bancos y cajas españoles para recapitalizarse. Vendieron más de 12.000 millones entre los pequeños inversores.

El pasado 15 de agosto, la CAM pagó la remuneración de las preferentes que emitió en 2001 y 2002. El próximo 29 de septiembre le toca abonar el cupón de los 850 millones que vendió hace dos años. Tendría que desembolsar unos 15,6 millones para hacer frente a la remuneración, pues el tipo de interés vigente asciende al 7,35%. Todo apunta a que los inversores recibirán este pago.

Es una incógnita la remuneración prevista para el 29 de diciembre de 2011, aunque los expertos consultados consideran que lo más probable es que sí la abone, siguiendo la tesis que el Banco de España marcó con el pago del pasado 15 de agosto.

Sin embargo, no está nada claro qué ocurrirá con los cupones futuros. Estas participaciones no pagarán remuneración en caso de que el emisor haya registrado pérdidas en el ejercicio anterior. Y si la entidad se encuentre en un caso "extremo" de insuficiencia patrimonial podrían amortizarse por debajo del precio de venta.

Las preferentes de Caja Castilla La Mancha, intervenida por el Banco de España en marzo de 2009, fueron amortizadas al mismo precio que pagaron los pequeños inversores. Caja Sur, por su parte, siguió pagando sin falta la remuneración de sus preferentes, salvo un único cupón, pese a las cuantiosas pérdidas de 596 millones que registró en 2009. Las preferentes que no pagan la remuneración son las de Deoleo (antigua Sos) desde 2010.

Los actuales administradores del FROB tienen que formular las cuentas del primer semestre de 2011 y es muy posible que anuncien números rojos. Si al cierre del ejercicio se imponen los números rojos en la cuenta de resultado, no pagará la remuneración correspondiente, a partir de entonces del euríbor a tres meses (que ayer cerró en el 1,539%) más 5,9 puntos porcentuales.

En el hipotético caso de que CAM cierre 2011 con beneficios, el Banco de España siempre podría aducir que la entidad no cumple con el ratio de solvencia mínimo exigido, un supuesto recogido en la ley aprobada a comienzos de año que exige un ratio de capital principal del 10% para las cajas de ahorros. Esto implicaría que también se suprime la remuneración de estas participaciones.

En cualquier caso, todas las participaciones preferentes de la CAM cotizan en AIAF, el mercado de renta fija privada en torno a su precio de colocación, si bien fuentes financieras señalan que el hecho de que la mayoría de las preferentes de minoritarios de bancos coticen por encima nominal se debe a que las transacciones suelen realizarse en un mercado creado en las propias oficinas de las entidades.

Los 1.400 millones de euros en preferentes representan el 25,5% de los 5.500 millones de euros de recursos propios de la caja alicantina a cierre del tercer trimestre de 2010, los últimos datos públicos. El porcentaje es muy elevado, las preferentes pueden representar como máximo el 30% de los recursos propios básicos (Tier1).