La venta de participadas reducirá la factura del rescate

CAM vende el 5% del banco marroquí BMCE por 139 millones

Caja Mediterráneo (CAM) ha vendido el 5% que controlaba en Banque Marocaine du Commerce Extérieur (BMCE) por 139,2 millones. Los siete millones de plusvalía que obtiene la entidad le permitirán reducir la factura que el rescate de la entidad tendrá para el contribuyente.

Una sucursal de Caja Mediterráneo (CAM), en Madrid.
Una sucursal de Caja Mediterráneo (CAM), en Madrid.

Caja Mediterráneo empieza a desprenderse de su cartera industrial. Desde que el Banco de España estableciera que la entidad tenía una falta de capital de 2.800 millones de euros, la caja alicantina ya había comenzado a sondear el mercado para vender sus participadas más valiosas. Con la intervención de la entidad a finales de julio, el proceso se ha acelerado.

Ayer, CAM anunció que ha vendido el 5% de la entidad marroquí BMCE por 139,2 millones de euros. El comprador ha sido el también marroquí Finance Com, máximo accionista del banco con un 38% del capital. Esta desinversión se empezó a fraguar antes de que el supervisor decidiera tomar el control de la caja. Tras la intervención de CAM, y la aportación de 2.800 millones de capital por parte del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), la entidad se encuentra en fase de saneamiento, después de la cual, será vendida por medio de una subasta.

La entrada en el capital de BMCE se produjo en 2007, por 132 millones, por lo que las plusvalías ascienden a 7,2 millones de euros.

La alianza entre estas dos entidades supuso el establecimiento de un acuerdo comercial a través del cual la entidad alicantina consiguió potenciar su vinculación con los inmigrantes marroquíes en España, incrementar la participación en operaciones de comercio exterior y participar en el desarrollo industrial marroquí.

Pese a la salida de Caja Mediterráneo del capital, ambas entidades mantendrán con vigencia su acuerdo comercial para particulares y empresas.

Valoración de la caja

Durante las últimas semanas, la consultora KPMG ha llevado a cabo una exhaustiva auditoría de las cuentas de la caja. En paralelo, el banco de inversión UBS ha sido encomendado por el FROB para que realice una valoración de la entidad.

El objetivo inicial del Banco de España es que la subasta se realizara en septiembre, pero la difícil coyuntura de los mercados podría retrasar la operación.

El FROB suspende la amortización de las cuotas

Las cuotas participativas de Caja Mediterráneo no se ha amortizarán. Al menos, por ahora. Así lo han decidido los administradores designados por el FROB y el Banco de España. De acuerdo con una notificación remitida a la CNMV, estos han acordado anular la decisión de un consejo de administración de CAM del 21 de julio en el que se contemplaba la recompra de estos títulos (similares a las acciones pero sin votos) a un precio de 4,77 euros, lo que suponía una rebaja del 18,4% sobre los 5,85 euros a los que se vendieron en 2008.

De acuerdo con fuentes del mercado, el Banco de España ha adoptado esta decisión al considerar que la amortización de las cuotas participativas debe realizarse "dentro del marco global de la reestructuración de la entidad". Estos títulos cotizan a 3,4 euros, muy por debajo del precio de recompra anunciado.