Estados Unidos

Los expertos rebajan las necesidades de capital de Bank of America

Las especulaciones sobre el futuro de Bank of America continúan, pero ayer dieron un respiro a la entidad. La cotización del banco estadounidense repuntó un 10,95% en la Bolsa de Nueva York, después de haberse depreciado un 32% en lo que va del mes de agosto. Los motivos de este fuerte castigo fueron los intensos rumores acerca de que Bank of America tendría que ampliar capital para reforzar su balance. Otras informaciones apuntaban que el banco, que compró Merrill Lynch tras la quiebra de Lehman Brothers, sería absorbido por JP Morgan. Este último contaría con el respaldo del Gobierno de Estados Unidos, con una aportación de 100.000 millones de dólares para el rescate.

Ayer, sin embargo, los analistas señalaron que las necesidades de capital de Bank of America no eran tan elevadas como se estaba barajando, lo que consiguió tranquilizar a los inversores. Algunos expertos habían cuantificado estas hasta un máximo de 200.000 millones de dólares.

Bank of America atraviesa tiempos difíciles. La pasada semana transcendió que había iniciado contactos con Blackstone para venderle los activos inmobiliarios de Merrill Lynch. Esta operación podría reportarle unos ingresos de entre los 800 y los 1.000 millones de dólares (554 y 692 millones de euros) e implicaría el traspaso de propiedades ubicadas en EE UU, Europa y América Latina. Poco antes, Bank of America había anunciado la venta a TD Bank de su negocio de tarjetas en Canadá por 8.600 millones de dólares (5.950 millones de euros). Y el pasado 10 de agosto cerró un acuerdo para vender parte de su negocio a la agencia hipotecaria paraestatal Fannie Mae.

Causas judiciales pendientes

La entidad arrancó agosto con problemas. El día 8, la aseguradora AIG anunció que había comenzado sus acciones legales contra Bank of America, a fin de recuperar más de 10.000 millones de dólares (7.022 millones de euros) que perdió con la titulización de hipotecas. Un problema que se suma a los que arrastra para sacar adelante los 8.500 millones pactados con varios inversores institucionales para zanjar otro expediente parecido. Bank of America ha provisionado unos 30.000 millones de dólares para atender acuerdos extrajudiciales y provisiones ligadas a hipotecas.