A fondo

Apple, HP y Samsung quieren ser la más grande

En las últimas semanas, los comentarios sobre la evolución del volumen de negocio de Apple y su posicionamiento de cara a convertirse en la mayor empresa tecnológica del mundo por ingresos, liderazgo que ostenta actualmente HP en pugna con Samsung, han proliferado en los mercados financieros y en la propia industria informática. La pugna por la carrera de los 100.000 millones de dólares, en la que participa también IBM, está ahora abierta. En principio, los analistas descartaban que ese adelantamiento fuese a tener lugar este año y los situaban para 2012 o 2013. Aunque los últimos movimientos estratégicos anunciados por HP podrían provocar nuevos cambios antes de tiempo.

Así, ya hay quien está haciendo cuentas sobre las propias estimaciones. De cara al actual ejercicio fiscal, HP prevé un volumen de negocio entre 127.200 y 127.600 millones de dólares. Pero, pero, pero... la compañía ya ha mostrado su intención de separar total o parcialmente su negocio de ordenadores personales, operación que se realizaría a través de una segregación u otro tipo de transacción. Es decir, la compañía contempla la venta de este negocio.

De ser así, la salida de la división de Personal Systems Group (PSG), donde se incluye el área de PC, supondría un gran cambio en el perímetro de consolidación de HP. Este área aporta en torno a un 30% del volumen de negocio de HP, porcentaje que, trasladado y descontado de las actuales previsiones de la empresa para las cuentas de este ejercicio fiscal, implicaría que los ingresos se situarían en el entorno de los 89.000 millones de dólares.

IBM también está en la pugna y podría superar este año los 100.000 millones

Frente a este hipotético escenario surge el imparable ritmo de crecimiento de Apple. La compañía de la manzana, impulsada por la fortaleza de las ventas de dispositivos como el iPad y el iPhone registró unos ingresos de 79.979 millones de dólares en los primeros nueve meses de su ejercicio fiscal (que concluye a final de septiembre), cifra que supone un incremento del 78% en relación al mismo periodo del ejercicio anterior. De cara a su cuarto trimestre, Apple prevé alcanzar unos ingresos de 25.000 millones, que sumados al volumen de negocio registrado hasta julio, implicaría que la compañía superaría, por primera vez en sus historia, la cota de los 100.000 millones.

La simple suma de los resultados registrados y de las previsiones suponen que Apple rondaría la cota de los 105.000 millones, pero claro, a lo mejor la cifra se queda corta porque la compañía que dirige Steve Jobs siempre hace estimaciones muy conservadores y casi siempre bate sus propios pronósticos. Si como se está rumoreando estos días en la industria, el iPhone 5 llega al mercado en septiembre (y a lo mejor un iPhone low cost), a lo mejor la empresa de la manzana se beneficia de la euforia entre los usuarios por la llegada del nuevo dispositivo en los últimos días del año fiscal. Aunque el impacto verdadero de los nuevos móviles se verá en el siguiente ejercicio.

Presión de Samsung

Pero HP y Apple no están solas en la pugna por el liderazgo tecnológico en términos de facturación. La amenaza para ambas en su objetivo de ser el líder global viene de Asia y no es otra que la compañía surcoreana Samsung Electronics. En el ejercicio pasado, la empresa registró en el ejercicio anterior un volumen de negocio de 154,6 trillones de wones, que al tipo de cambio actual supondría una cifra cercana a 143.000 millones de dólares. Con estos números, Samsung sería el líder global, aunque todo podría depender de la evolución de las monedas.

IBM también está inmersa en esta batalla. El gigante azul registró en el primer semestre del año unos ingresos superiores a 51.000 millones de dólares y diversos analistas apuntan a que superará la cota de los 100.000 millones durante el conjunto del ejercicio.