El selectivo sube un 1,08% hasta los 8.369,10 puntos

El Ibex cierra en positivo gracias a EE UU

El miedo se palpa en los parqués y cualquier noticia se magnifica. Después de una jornada en la que el Ibex avanzaba sin rumbo fijo, los datos publicados en EE UU han permitido al selectivo avanzar un 1,08% y situarse por encima de los 8.300 puntos al cierre.

En la jornada de hoy, el selectivo español aprovechó la inercia de las plazas europeas, que con el cierre alcista de hoy suman ya tres jornadas de ganancias. Los mimbres de la confianza inversora española no son sólidos, y las dudas sobre otros inversores, los alemanes, ya habían hecho tambalearse ayer el edificio bursátil. En esta sesión tampoco ha faltado la incertidumbre y, de hecho, el Ibex no marcó un rumbo fijo durante la mayor parte de la jornada.

Sin embargo, a las 14.30 (hora española), el buen dato de pedidos duraderos en Estados Unidos en julio permitió que finalmente triunfaran las alzas en el parqué madrileño. El índice de pedidos subió un 4% en julio, frente al 2% esperado por el consenso recopilado por Bloomberg. Es más, el dato de junio ha sido revisado al alza, desde una caída del 2,1% hasta un descenso del 1,3%. Los pedidos de órdenes duraderos excluyendo el transporte crecieron un 0,7% en julio, cuando se preveía un descenso del 0,5%. Además, a las 16:00 (hora española) se ha publicado el índice de precios de vivienda en EE UU, que subió en junio un 0,9% frente al 0,2% previsto.

El estado de hipersensibilidad del mercado es un hecho, aunque hay detalles que se pasan por alto. El acuerdo anunciado ayer en el Congreso por Zapatero para acotar por mandato, nada menos que constitucional, el gasto público y poner freno tanto al déficit como a la deuda fue obviado por los inversores del Ibex. Sin embargo, parece que hoy los crecientes rumores sobre un nuevo movimiento de la Reserva Federal estadounidense les ha sentado mejor. Ante el creciente riesgo de una recaída en la recesión en EE UU en un entorno financiero mundial muy convulso, ha aumentado la presión para que anuncie nuevos estímulos. Y todo parece indicar que será el viernes, cuando Ben Bernanke, abra la veda a una una tercera ronda de expansión monetaria (QE3 en sus siglas en inglés).

IBEX 35 8.427,00 0,32%

Volviendo al Viejo Continente, todos los parqués han cerrado con alzas por encima del 1%, liderados por Fráncfort, que se apunta una subida del 2,69%. Lo siguen Milán, con un avance del 1,86%, y París, con un 1,79%. En cuanto al selectivo español, Mapfre (5,97%) y ArcelorMittal (4,97%) se apuntan los mayores avances, mientras Mediaset (-0,42%) y Gamesa (-0,32%), los más severos retrocesos.

Cabe destacar que el volumen negociado se ha situado en los 1.443 millones de euros, una cifra sustancialmente inferior a la media mensual, 3.579 millones.

El mercado de deuda pública sigue en calma, pese a que la concreción de nuevas medidas de estabilidad financiera a implantar en la Eurozona (aprobadas a grandes trazos por el Eurogrupo en julio) continúan siendo una incógnita. Algo que está provocando fricciones en la materialización del segundo rescate griego, y que puede volver a sobrecalentar el riesgo país de los periféricos. El Tesoro español ha salvado los dos match point en sus encuentros con el mercado en agosto y la prima de riesgo (diferencia entre los intereses exigidos a los bonos españoles a diez años frente al bund alemán) se situó en los 280 puntos al cierre en Europa.

En cuanto al petróleo, al cierre de la sesión en Europa, el barril de crudo Brent vuelve a marcar una subida por la incertidumbre en la resolución del conflicto Libio. El importante productor de petróleo africano prepara la transición para suceder a Gadafi, con lo que se espera que la extracción de crudo aumente y los precios se aligeren. Sin embargo, en la sesión de hoy avanza un 1,12% hasta los 110,53 dólares el barril. Para muchos analistas, el derrocamiento definitivo del dictador Libio no implicará necesariamente que el precio del barril baje de los 100 dólares.

El oro vuelve caer por segundo día consecutivo, bajando del nivel psicológico de los 1.800 dólares por onza, después una racha de seis sesiones de subidas en las que el metal precioso se apreció un 8,63%. Al cierre del Ibex, el oro caía un 2,09%, situándose en los 1.790 dólares por onza. Sin embargo, durante esta madrugada en su negociación en los mercados asiáticos alcanzó la cifra récord de 1911,46 dólares.