La prima de riesgo se aferra a los 286 puntos básicos

El Ibex, a contracorriente de las grandes plazas europeas

La positiva subasta del Tesoro no ha sido suficiente para relanzar el rebote. El selectivo español, que cae un 0,17% hasta los 8.279 puntos, se compadece con el resto de periféricos e interioriza las dudas sobre el segundo rescate griego.

La Bolsa española se ha desmarcado hoy de la tendencia alcista de los principales índices europeos y renuncia a continuar su ansiado rebote, tras cuatro semanas de intensas caídas. Así, mientras las plazas de Fráncfort, Londres y París se han anotado subidas en torno al 1%, en línea con el reconfortante despegue de Wall Street, el parqué madrileño ha optado por seguir la estela de los atribulados periféricos. Y es que las dudas sobre el segundo rescate a Grecia han calado negativamente tanto en Milán, que cede un 1,04%, como en Dublín y Lisboa, donde se restan un 0,51% y un 0,22%, respectivamente. Así las cosas, Madrid se resiente con un pequeño traspie del 0,12% que coloca al selectivo en 8.279 puntos.

A primeras horas, los buenos resultados del Tesoro -que ha colocado 2.940 millones en letras a tres y seis meses, cerca del máximo previsto y a un precio menor que la última subasta- han propulsado las ganancias a un ritmo superior al 2%. La cita llegaba tras conocer que el BCE volvió a comprar la semana pasada deuda soberana italiana y española por valor de 14.291 millones de euros.

Pero los cimientos no son sólidos, la volatilidad que ha marcado todo el mes sigue presente y el mal dato de la confianza de los inversores alemanes, conocido a media mañana, ha devuelto la incertidumbre. La evolución del índice ZEW refleja un notable empeoramiento de la confianza inversora al bajar de -15,1 a -37,6, cuando se esperaba -25. El Ibex volvía así al rojo, ignorando el arranque alcista de Wall Street.

IBEX 35 8.943,20 -0,32%

Otros datos que han contribuido a diluir el optimismo han sido los relativos al PMI de la eurozona. Tanto en servicios como en manufacturas han marcado los peores registros desde septiembre de 2009, con caídas del 0,1% y 0,7%, respectivamente. No obstante, el resultado es mejor de lo esperado.

Ante una ligera vuelta de la confianza a la renta variable, los valores refugio comienzan a deshincharse. El oro se toma hoy un respiro tras seis jornadas consecutivas al alza que han batido todos sus récords. Baja un 2,49% y la onza se sitúa en los 1.850 dólares. En el mercado de divisas, el euro mantiene posiciones frente al dólar. El cambio entre las dos monedas está en 1,4428 unidades.

En cuanto al petróleo, el precio del barril de Brent, de referencia en Europa, sube a 109 dólares, tras el descenso vivido ayer por las expectativas de que la resolución del conflicto libio aliviase su tendencia alcista. Los expertos opinan que una vuelta a la estabilidad en el país provocaría que el coste del Brent se rebajara por debajo de los 100 dólares.