Pequeños gigantes | Neoelectra

El gestor de energía que produce caviar

Neoelectra recupera CO2 para la industria de las bebidas y aprovecha el calor de sus centrales térmicas en la crianza de esturiones

Cerrar el círculo de la energía limpia y de alta eficiencia y ser líder en proveerla en España. Con este objetivo nació Neoelectra en 2003, propiedad del fondo de inversión estadounidense Arc Light Partners, cuyos activos solo están relacionados con la energía sostenible y que mueve nada menos que 8.000 millones de euros en este sector en todo el mundo. La razón de ser de la empresa es "acompañar el desarrollo industrial de una forma que no sea agresiva con el medio ambiente", explica el consejero delegado de Neoelectra en España, Antonio JB Cortés-Ruiz.

La cogeneración ha sido la principal apuesta de la compañía para hacerse un hueco en el cada vez más competitivo mercado energético. Neoelectra tiene 11 plantas de cogeneración repartidas por toda España. En ellas se aprovecha el calor que emana de la actividad industrial de sus clientes para generar electricidad. La ventaja de este sistema es que no solo reduce el consumo de energía, sino también la emisión de gases contaminantes.

Neoelectra tiene capacidad para producir 136 MW/h, las 24 horas del día, durante todo el año, y aspira a alcanzar 400 MW en 2014 mediante nuevas adquisiciones, "en principio en países sostenibles del norte de Europa, ", añade Cortés-Ruiz, sin especificar cuáles. La cogeneración de Neoelectra está produciendo el equivalente de la electricidad que consumen 200.000 hogares en España. Además, recupera más de 150.000 toneladas de vapor, que sus clientes aplican en múltiples procesos industriales, especialmente vinculados al sector agroalimentario. El grupo presume de cerrar el círculo de la energía limpia con el aprovechamiento de los residuos del sector olivarero -restos vegetales que en la industria se conocen como biomasa- para la producción de combustible.

El negocio de la energía aporta a la empresa el 90% de su facturación, que en 2010 alcanzó los 88 millones de euros. El resto de ingresos se reparten entre la recuperación y comercialización de dióxido de carbono y la producción de caviar. La empresa ha patentado un proceso de obtención de CO2 a partir de limpiarlo en la combustión de gas natural. "Se logra limpiar y recuperar el 99,9% del dióxido de carbono", precisa Cortés-Ruiz. La firma ha creado su propia marca, Carboneco, para vender el carbono obtenido a diferentes tipos de actividades, desde la fabricación de extintores hasta las bebidas carbonatadas y espumosas, que necesitan CO2 en sus procesos de producción, aunque rehúsa decir cuáles son estos clientes. La compañía tiene cuatro plantas de recuperación y comercialización de dióxido de carbono en España, en las que recupera hasta 70.000 toneladas de CO2.

La más sui géneris de las actividades de Neoelectra es, sin duda, la fabricación de caviar de alta calidad. El grupo tiene dos piscifactorías, una de ellas en el valle de Arán, donde cría esturiones en cautividad para la fabricación de su caviar Nacarii. En estas instalaciones se aprovecha la energía térmica para elevar la temperatura media del agua hasta los 18 grados centígrados y acelerar así el crecimiento de las crías de esturión. Las hembras seleccionadas crecen hasta los seis años, momento en el que alcanzan la edad óptima para extraer el caviar.

Con este proceso también se acelera el retorno de la inversión, que normalmente tomaría entre ocho y diez años, a entre cuatro y seis. Cortés-Ruiz matiza que hasta hace unos años, gran parte del consumo del caviar de la compañía estaba destinado al mercado nacional. Neoelectra se hizo con esta actividad en 2005, aunque Nacarii existe desde 1999. "Ahora el 70% parte al mercado internacional. No hay mucha cultura de caviar en España", añade. La empresa factura alrededor de un millón de euros con Nacarii.

La compañía quiere desarrollar una política, en palabras de su consejero delegado, "agresiva" para realizar nuevas adquisiciones de plantas de cogeneración en otros países. Neoelectra cuenta con un activo crucial, que es el ahorro de energía que ofrece a sus clientes. En ese sentido, considera que en tiempos de crisis está ayudando a estos a mantenerse en el mercado, al mejorar su competitividad.

Manjar artesanal con certificación ecológica

La adaptación de la temperatura al ciclo natural de las crías de esturión, la pureza del agua del río Garona, la buena alimentación de las especies y la investigación continua han valido a Nacarii la obtención del sello internacional Friends of the Sea, que avala el respeto medioambiental y animal de la marca. La piscifactoría del valle de Arán aprovecha la pureza del agua del Garona, que nace a solo 20 kilómetros río arriba. La compañía compra anualmente 12.000 alevines de esturión de la especie siberiana Acipenser Baerii, que llegan a la planta con dos meses de edad. Tras un periodo de adaptación en las piscinas interiores, son trasladados a las exteriores, cuando comienza el ciclo normal del esturión. Esta especie percibe el paso de las estaciones a través de la temperatura del agua, "por lo que es esencial controlar las condiciones de las piscinas", explican desde la firma. A los 30 meses de edad, los peces son separados por sexo. Los machos son destinados a la venta de carne de esturión y las hembras, a la producción de caviar.

Tras la extracción de las huevas de las hembras, que han crecido hasta los seis años, estas se criban, salan, lavan y envasan. En este proceso es esencial "evitar cualquier influencia de olores o sabores ajenos, ya que el alto contenido en grasa del caviar hace que se absorban rápidamente, pudiendo mermar la calidad del producto", añaden desde Nacarii.

La sobreexplotación de los recursos pesqueros ha empujado a la creación de normas legales más restrictivas. Para la comercialización de huevas de esturión, la Comisión Europea y la Convención sobre el comercio internacional de especies amenazadas de fauna y flora silvestres obligan a indicar información detallada sobre el origen del producto, los ingredientes, el país de procedencia y la trazabilidad. Para evitar falsificaciones, la denominación de caviar solo puede obtenerse previa acreditación de los ingredientes que han servido para su elaboración, es decir, exclusivamente huevas de esturión. Las de cualquier otro pez no pueden denominarse así.

Datos básicos

Mercado. Neoelectra es un proveedor independiente de energías limpias propiedad del fondo de inversión estadounidense Arc Light Partners. Su principal actividad es la gestión de centrales de cogeneración. Dispone de 11 plantas en toda España, a través de las cuales produce 136 megavatios/hora, el equivalente a la energía eléctrica que consumen 200.000 ho-gares.

Plan estratégico. La compañía aspira a alcanzar una capacidad de producción de 400 megavatios de potencia en su actividad de cogeneración en 2014. Para ese año, la empresa prevé facturar 330 millones de euros respecto a los 88 millones que registró en 2010. También planea realizar nuevas adquisiciones "en países sostenibles" de Europa, explican desde la compañía, aunque sin revelar cuáles. El análisis que la firma hace de la crisis es que su actividad de ahorro energético está ayudando a sus clientes a mantenerse en el mercado "al mejorar su competitividad".

Gestión. La empresa, que emplea a 140 personas en España, obtuvo en el pasado julio un crédito de 87 millones de su matriz, el fondo Arc Ligth Partners, para realizar nuevas adquisiciones a corto plazo. El objetivo es convertirse en el primer proveedor independiente de energías limpias y de alta eficiencia de España, para lo cual asume que su gestión debe pasar por impulsar un modelo de desarrollo industrial sostenible, "en el que exista un equilibrio entre la generación de energía de base renovable y la reducción real de emisiones de dióxido de carbono", explica Antonio JB Cortés-Ruiz, consejero delegado del grupo.