Retroceden un 19% en Europa, presionadas también por los 'tablets'

Las ventas de PC aceleran su debilitamiento a causa de la crisis

Las ventas de PC cayeron un 19% en Europa en el segundo trimestre. Un descenso que afectó tanto al ámbito profesional como de consumo. La caída de la demanda por culpa de la crisis amplió el debilitamiento del mercado.

Las ventas de PC aceleran su debilitamiento a causa de la crisis
Las ventas de PC aceleran su debilitamiento a causa de la crisis

La industria de los ordenadores personales (PC) no vive precisamente su mejor momento. Los últimos datos publicados siguen mostrando una aceleración del debilitamiento del negocio. Según Gartner, las ventas de PC en Europa cayeron un 19% entre abril y junio hasta los 12,7 millones de unidades.

La crisis económica y la ralentización del consumo están afectando a una industria que ya de por sí se está enfrentando a un periodo de transición por la llegada de nuevos equipos como los tablets. "El mercado de PC en Europa Occidental sufrió por la debilidad de la demanda tanto en el ámbito corporativo como en el área de consumo", afirmó Meike Escherich, analista de Gartner, quien advirtió también que el mercado está teniendo que hacer frente al exceso de inventario generado en 2010. Las ventas en el segmento profesional bajaron un 9% con respecto al mismo periodo del anterior ejercicio por un 27% del mundo del consumo.

Además, la bajada ha afectado tanto a los portátiles como a los equipos de sobremesa. Así, las ventas de portátiles descendieron un 20,4% por un 15,4% de los ordenadores de sobremesa. Los netbooks, otrora estrellas del mercado informático, registraron una caída en sus ventas del 53%.

Acer registró una caída de ventas del 44% y cedió a HP el liderazgo europeo

HP, nuevo líder

Las cuatro primeras compañías del ranking registraron descensos en sus ventas en términos de unidades. Acer sufrió la mayor caída, según Gartner, con un descenso en sus ventas del 44%, motivado en buena medida por el retroceso del mercado de los netbooks. Esta bajada provocó que su cuota de mercado pasara del 23,7% al 16,2%, retroceso que ha supuesto que la compañía taiwanesa perdiera el liderazgo europeo en favor de HP. La compañía estadounidense registró una caída de la comercialización de sus PC del 6,1%, bajada que al ser inferior a la media del sector, ha hecho que su cuota de mercado aumentara del 21,6% al 25,1%.

Asus, también penalizada por el debilitamiento del mercado de netbooks, registró un descenso en sus ventas de PC del 22,9% por un 12,7% de Dell.

Apple, por el contrario, elevó sus ventas de ordenadores en Europa en un 0,5%, lo que le ha permitido elevar su cuota de mercado del 5,6% al 7%.

Por países, los tres grandes mercados europeos registraron descensos en las ventas de PC de dobles dígitos: un 15% en Reino Unido, un 17,8% en Francia y un 13,3% en Alemania. En el país galo son ya cuatro trimestres consecutivos de descensos por dos trimestres consecutivos en el país germano.

En España, los datos publicados en las últimas semanas muestran el descenso. Según señaló IDC, las ventas de PC en nuestro país descendieron un 41,3% en el segundo trimestre, a causa de la crisis. Una bajada que venía a unirse al retroceso del 34,7% registrado en el primer trimestre.

Dell amplía las incertidumbres

Dell devolvió ayer la incertidumbre a la industria tecnológica al recortar sus previsiones de ingresos para 2012. El recorte vendría motivado por la reducción del gasto en tecnología por parte de los gobiernos y las empresas. Dell prevé un incremento del volumen de negocio de entre un 1% y un 5% cuando la estimación anterior de la propia empresa fijaba un rango de entre de crecimiento de entre el 5% y el 9%. Tras el anuncio, las acciones de Dell cayeron en Bolsa más de un 7%. En su segundo trimestre fiscal, Dell registró unos ingresos de 15.658 millones de dólares, un 1% más que en el mismo periodo del año anterior, mientras que el beneficio aumentó un 63% hasta 890 millones.

Ahora la industria está pendiente de la presentación de las cuentas trimestrales de HP, prevista para esta noche. Los analistas prevén un beneficio por acción de 1,09 dólares y unos ingresos de 31.200 millones de dólares. En el mismo periodo del pasado año, registró una ganancia por acción de 1,08 dólares y unos ingresos de 30.700 millones.