Tensión en los mercados

El oro revienta su récord ante la creciente incertidumbre

El metal llega a los 1.700 dólares, mientras el euro cede posiciones

El miedo desatado tras la rebaja del rating de EE UU por Standard & Poor's y la intervención de emergencia del BCE ha activado la búsqueda de valores refugio por parte de los inversores. El oro alcanzó ayer los 1.700 dólares y el franco suizo hizo nuevo récord contra el dólar. El euro se depreció un 0,6%.

Máximos del oro

El metal precioso es uno de los valores refugio por excelencia cuando los inversores anticipan incertidumbre económica o presiones inflacionarias. La situación, ante el temor de un nuevo crac financiero al estilo de Lehman Brothers, provocó que la onza de oro rebasara ayer los 1.700 dólares, tras un breve recorte, el oro volvió a subir con fuerza y cerró a 1.713 (+3%).

En lo que va de año, la revalorización del oro supera el 19%. Ante las enormes dificultades de Europa y EE UU para resolver sus problemas, los expertos prevén que la commodity continúe apreciándose en los próximos meses. "No hay alternativas. El oro es uno de los pocos activos que tiene asegurado que va a mantener su valor. Ni el euro, ni el dólar resultan interesantes y los inversores necesitan estar en algún activo", explica Pedro Echenique, de ETF Securities. "Estamos viendo cómo a 1.700 dólares por onza, siguen entrando flujos de inversión. No me extrañaría que la onza alcanzara los 2.000 dólares a corto plazo", añade Echenique. Los fondos cotizados de ETF Securities referenciados al oro han visto entradas netas de inversiones de 400 millones de dólares en los últimos 10 días.

La plata es otro metal que está funcionando como alternativa. En un mes ha subido un 20%, hasta llegar a 39 dólares por onza, el doble que hace un año.

El euro pierde fuerza

La inestabilidad económica en Europa está pasando factura al euro. La moneda comunitaria cayó ayer un 0,6% y se situó en 1,42 dólares por unidad, liquidando así la recuperación experimentada el pasado viernes, cuando alcanzó los 1,428 dólares por unidad. Los analistas esperan que el euro siga bajando. "Es una divisa demasiado volátil y que está claramente sobrevalorada. La tendencia será a la baja, con un objetivo a corto plazo inferior a 1,4 dólares, probablemente, 1,38", explica Miguel Ángel Rodríguez, analista asociado de XTB. El euro mantiene una revalorización del 5,9% en el año.

El franco suizo, en récord

El miedo presente en los mercados ha dado alas a otro de los valores refugio al que también suelen acudir los inversores: el franco suizo. La moneda hizo ayer un nuevo récord histórico frente al dólar, al llegar a cotizar a 1,312 dólares por unidad. En un año, la revalorización de la moneda llega al 38%, incrementando el riesgo de generar deflación. El banco central suizo rebajó la semana pasada por sorpresa los tipos de interés, que pasaron a una horquilla del 0% al 0,25%. El objetivo declarado es frenar el avance de la moneda. Por ello, la autoridad monetaria de Zúrich también aseguró que intervendrá en el mercado inyectando grandes cantidades de francos. Esta divisa también ha ganado terreno contra el euro, un 10% en mes y medio. Pero la contención de la escalada ha sido mucho más efectiva, dado que la moneda cotizó ayer 0,762 unidades, mientras que la semana pasada llegó a cruzarse a 0,91 euros. Suiza es una economía pequeña, aislada de las tensiones que afectan a la zona euro y a EE UU. Su legislación, muy favorable al sector financiero, refuerza su carácter de valor refugio.

El yen, otra moneda que suele funcionar en estos casos, se apreció ayer un 1% y cotizó a 77,65 dólares, muy cerca de máximos.

El petróleo

Goldman Sachs recomendaba ayer a sus clientes invertir en petróleo. Sin embargo, el escenario no invitaba a ello. El temor a que EE UU, el mayor consumidor de crudo del mundo, entre en una nueva recesión hizo que el Brent cayese ayer un 5% y llegase a cotizar al nivel más bajo desde mediados de junio, al situarse por debajo de los 104 dólares por barril. En una semana, el crudo ha caído un 11%.