La eléctrica ensaya el modelo del futuro

Eon desarrolla el almacenaje de energía en medio del mar del Norte

Eon.
Eon.

La compañía energética alemana Eon ha desarrollado un ambicioso proyecto en el campo de la investigación y el desarrollo con el que pretende ir más allá en el campo de las energías renovables. Se trata de un plan de viabilidad para la isla de Pellworm. La compañía energética lidera este estudio, que contará con la colaboración del operador de red alemán Schleswig-Holstein Netz AG, la Universidad de Ciencias Aplicadas de la Costa Este y de una empresa alemana desarrolladora de soluciones innovadoras y orientadas a la aplicación de los servicios públicos de energía y agua, Fraunhofer Anwendungszentrum Systemtechnik. El objetivo marcado por el plan es demostrar que es posible utilizar in situ gran parte de la energía renovable producida y transportar menos electricidad al continente.

La isla de Pellworm se encuentra en Alemania, concretamente en el mar del Norte y cuenta ya con diferentes sistemas de generación de energía renovable, capaces de producir una cantidad de electricidad superior a la que realmente necesita la isla. Además, la isla también posee su correspondiente infraestructura de redes de distribución. Según señala Eon, la isla de Pellworm "ofrece unas condiciones ideales para convertirse en modelo para el desarrollo de un sistema energético integrado y es ideal para materializar el mundo energético del futuro a pequeña escala, y, por lo tanto, gestionable".

Un proyecto pionero

Según este plan de viabilidad, la futura central eléctrica híbrida de Eon en Pellworm contará con un sistema de almacenamiento energético mediante el uso de baterías y una tecnología de control inteligente. Actualmente Eon y sus colaboradores en el proyecto avanzan en la planificación para su implantación y determinan los elementos que serán necesarios para el desarrollo de este avanzado sistema. Posteriormente se procederá a la instalación de la tecnología correspondiente.

El profesor Jürgen Hussman, de la Fachhochschule West Küste (la Universidad de Ciencias Aplicadas Westküste), afirmó que "esta investigación es pionera en cuanto que por primera vez se estudian conjuntamente generación, almacenamiento, distribución y consumo". Además, Hussman añadió que "los resultados no solo serán aplicables a los flujos reales de energía, sino también a las vías de comunicación necesarias entre los componentes individuales del sistema". Por su parte, el presidente del Consejo de Supervisión de Eon y responsable de las redes de distribución en Alemania de la compañía, Dierk Paskert, aseguró que "junto a nuestra competencia tecnológica internacional, Eon también participa a escala regional. Actualmente estamos trabajando en el futuro del suministro energético en más de 600 proyectos tecnológicos, por ejemplo en conceptos innovadores de almacenamiento". Según señaló Paskert, "Pellworm es un excelente ejemplo de cómo puede usarse esta tecnología. En la isla instalaremos todos los componentes de una red inteligente, lo que nos permitirá estudiar hoy el suministro energético del mañana".

Desde la compañía afirman que en este contexto desempeña un papel fundamental el almacenamiento de la energía renovable, que puede usarse cuando fuentes energéticas como la solar o la eólica no están disponibles.