La prima de riesgo cae hasta los 292 puntos y el Ibex, en línea con el resto de Europa, se hunde un 2,44%

La deuda resucita mientras las Bolsas se hunden

Esta mañana el BCE ha hecho efectivos los amagos que tanto daño hicieron el pasado jueves. La entidad ha comprado deuda italiana y española, relajando la prima de riesgo nacional hasta los 292 puntos. Un efecto, que aunque inicialmente animaba a las Bolsas, ha sido engullido por Wall Street cuya negativa apertura ha hundido a la renta variable europea.

El jueves Trichet amagó con intervenir. Una amenaza que avivó a los operadores y provocó nuevos máximos en la prima de riesgo, rentabilidad adicional a pagar respecto lo que abona Alemania, italiana y española. Esta situación hizo que los mercados cerrasen la semana con la deuda europea cada vez más tensionada y las bolsas en caída libre. El sábado la primera potencia económica perdió la máxima calificación de su deuda. Standard & Poors rebajó la nota de EE UU por primera vez en 70 años. El ambiente hacía presagiar un nuevo 'lunes negro' que si bien no se ha podido evitar en la renta variable, en la deuda solo ha podido eludirse gracias a la chequera del BCE. Esta vez sí, la institución ha adquirido bonos de los dos países 'problemáticos' y la situación de ambos ha mejorado considerablemente. De hecho, han registrado las mayores caídas en su diferencial desde que entró en vigor el euro.

Así, el diferencial entre los bonos españoles a 10 años y el bund germano al mismo plazo se ha estrechado hasta los 291 puntos, 78 por debajo al cierre del viernes. En el caso de los títulos italianos, estos caen hasta los 302 enteros. Todo ello provoca también la pérdida de la barrera del 6% con la rentabilidad del los títulos nacionales, plazo de referencia, en el 5,17% y los trasalpinos en el 5,27%. Mientras tanto, la deuda alemana termina la sesión abonando un 2,2% frente al 2,5% que ha llegado a tocar en algunos momentos de la jornada.

Por su parte, la renta variable lejos de celebrar la mejora en el mercado de deuda se ha ido hundiendo más a medida que han pasado los minutos, especialmente tras conocer las abultadas pérdidas de Wall Street. Al otro lado del Atlántico continúa la conmoción a causa de la rebaja en la calificación de la nota de EE UU. Esta situación ha causado serias dudas sobre al economía norteamericana y el Dow Jones lo está haciendo pagar. El índice industrial cede un 1,67% por el 2,2% del tecnológico Nasdaq. Reacciones que han lastrado al Viejo Continente.

IBEX 35 9.382,70 1,51%
DAX XETRA 13.166,58 0,86%

El Ibex, tras llegar a dispararse cerca de un 4% en el inicio de sesión, se ha dejado llevar por las órdenes de venta y ha terminado cediendo un 2,44%. Este deterioro viene acompañado del hundimiento del sector financiero que ha cerrado contagiado por las ventas. De hecho, los dos grandes del sector, BBVA y Santander, han cerrado con pérdidas superiores al 1% tras llegar a conquistar repuntes de más del 6%.

El rojo ha sido todavía más intenso en el resto de los parqués del Viejo Continente. Así, Fráncfort ha liderado las caídas con un descenso del 5,02% mientras París se dejaba un 4,68% y Londres cedía un 3,39%. Aunque es especialmente destacable el comportamiento de Milán que al igual que Madrid se ha dado la vuelta y ha terminado dejándose un 2,35%. Con esto se regresa a la tendencia registrada la semana pasada cuando se encadenaron hasta cinco jornadas consecutivas en negativo en la mayoría de las principales plazas europeas.

En el mercado de divisas el euro vuelve a sufrir convulsiones y cede los 1,43 dólares para instalarse en los 1,42 billetes verdes. Por su parte, el oro, principal refugio junto al franco suizo durante las últimas semanas, cotiza por encima de los 1.700 billetes verdes por onza.