Los planes de la política industrial

Industria defiende el éxito de la venta de espectro y su ayuda para reducir deuda

Miguel Sebastián dijo ayer que los ingresos obtenidos por el Tesoro público por la venta de espectro han superado "con creces" las previsiones. Unos fondos que, en opinión del ministro de Industria, ayudarán a que se cumplan los objetivos de reducción de déficit y deuda.

Ayer fue un día de valoraciones tras la conclusión de la subasta de frecuencias, que se ha prolongado a lo largo del último mes. Así, el ministro de Industria, Miguel Sebastián, fue muy claro al asegurar que la subasta de espectro ha superado "con creces" las previsiones de ingresos previstos por el Tesoro, de entre 1.500 y 2.000 millones de euros.

Sebastián explicó que la licitación ha supuesto unos ingresos inmediatos para el Tesoro de 1.815 millones de euros (168 millones procedentes de los concursos de 900 y 1.800 MHz y 1.647 millones de la subasta), a los que habría que añadir otros 200 millones adicionales y que procederán de la nueva licitación de bloques que han quedado desiertos y cuya adjudicación tendrá lugar en octubre.

La cantidad obtenida, según señaló Sebastián, supone dos décimas del PIB español y un 7,5% del déficit del Estado hasta junio. El ministro aseguró que, en un momento de incertidumbre sobre la solvencia, estos fondos ayudarán "a cumplir los objetivos de reducción de deuda y de déficit". Además, calificó el resultado de una buena noticia, "no solo para el Tesoro sino para los contribuyentes españoles y los mercados financieros".

Con respecto a las causas sobre la no adjudicación de siete de los 58 bloques de frecuencias sacados a subasta, Sebastián citó las limitaciones máximas por operador, el tipo de frecuencia establecido, los condicionantes tecnológicos, el ámbito geográfico del mercado, y la propia estrategia de cada operador en la puja.

En cualquier caso, Sebastián, que recordó que es la primera vez que se usa en España la fórmula de la subasta para la venta de espectro, dijo que se ha logrado el objetivo de dar a las compañías una seguridad jurídica al otorgar un plazo de validez de las concesiones hasta el año 2030, lo que supone un "escenario estable".

En esta línea, el responsable de Industria recordó que durante el periodo 2011-2013 se va a generar una inversión próxima a 1.200 millones de euros que "permitirá la creación de 40.000 empleos".

La licitación de espectro será decisiva a la hora del lanzamiento de los nuevos servicios de telefonía móvil de cuarta generación (4G) con la tecnología LTE.

El ministro recordó la obligación que tendrán las compañías de alcanzar una cobertura de banda ancha móvil ultrarrápida (30 Mbps) al 98% de la población.

Apoyo al MWC de Barcelona

Miguel Sebastián calificó de "magnífica noticia" la renovación hasta el año 2018 de Barcelona como sede del Congreso Mundial de Móviles (Mobile World Congress o MWC). El ministro de Industria indicó que esta renovación es una prueba del "excelente trabajo" llevado a cabo su departamento, la Generalitat y el Ayuntamiento de la ciudad condal. Sebastián defendió la colaboración entre las administraciones local, autonómica y estatal, pese a que la adjudicación de la sede coincidió con el nombramiento de "cargos nuevos" tras las elecciones catalanas.

En este sentido, explicó que la celebración en Barcelona del MWC es, por un lado, una buena noticia por la atracción de más de 60.000 visitantes con un "alto poder adquisitivo" que generan unos ingresos de 200 millones de euros al año. Por otro lado, dijo, es un impulso a la imagen que de la ciudad y de España como "destino" de las telecomunicaciones y las tecnologías. Además, destacó que Barcelona derrotó en el proceso a las candidaturas de Milán, Múnich y París.