La entidad debutó el 21 de julio a 3,75 euros

Bankia recupera el precio de salida a Bolsa

Ha recuperado al cierre de la sesión los 3,75 euros fijados como precio de referencia en la OPS. Las órdenes de venta, sin embargo, se acumulan en ese nivel y de momento le impiden superarlo.

El banco presido por Rodrigo Rato se ha enfrentado con éxito al nivel clave que perdió al segundo día de su estreno en el parqué: los 3,75 euros por acción. En la primera media hora de la sesión, consiguió alcanzar ese precio y, pese a la fatídica sesión de hoy, lo ha consolidado al cierre. Lo ha hehco, pese al aluvión de órdenes de venta (flow back) que hay en ese nivel, pues una parte significativa inversores que acudieron a la Oferta Pública de Suscripción (OPS) trata de salir sin minusvalías.

Desde el primer día de cotización de Bankia, JPMorgan, coordinador global de la OPS junto a UBS, Deutsche Bank y Merrill Lynch, ha absorbido una parte significativa de las órdenes de venta que ha sufrido el valor y es, de hecho, la entidad más compradora de títulos desde el debut.

Banca Cívica, que debutó un día después de Bankia, también ha cerrado hoy con avances, pero no ha sido suficientes para devolver su cotización al precio de salida de 2,7 euros por título. En su cuarta sesión bursátil, la del 27 de julio, la unión de Caja Navarra, Cajasol, Caja Canarias y Caja Burgos se desplomó un 8,75%. Pese a su recuperación en la jornada posterior a la del hundimiento, cotiza un 5,6% por debajo del precio de colocación.

BANKIA 1,78 2,65%

Una de las misiones de los bancos coordinadores es tratar de estabilizar la cotización, absorbiendo el flujo extraordinario de órdenes de venta (flow back) que suele producirse con posterioridad a una oferta pública. El objetivo, en última instancia, es apoyar la acción.

¿Cómo se realiza la estabilización?

Los coordinadores tienen la capacidad de ampliar una OPS o una Oferta Pública de Venta (OPV) a través de la opción de suscripción adicional o green shoe. Así, pueden vender a los inversores institucionales más acciones de las incluidas en la oferta inicial. ¿Cómo? La compañía que sale a Bolsa o sus accionistas les tienen que prestar esas acciones extra.

Pero ese préstamo ha de cerrarse, y aquí está el quid de la cuestión. Si hay presión bajista en las primeras sesiones, los coordinadores cerrarán ese préstamo comprando los títulos en mercado, con el objetivo de devolvérselos al emisor. Estas compras son las que contribuyen a estabilizar la acción.

Si no es necesario apoyar la cotización, en lugar de adquirir las acciones en la Bolsa, ejecutarán el green shoe, de forma que el emisor emitirá más acciones nuevas, en el caso de una OPS, e ingresará más dinero. En las OPV, los coordinadores cerrarían el préstamo comprando las acciones a los antiguos accionistas del emisor.

El límite del préstamo de valores -y por tanto de la munición para estabilizar las cotizaciones- es el importe del green shoe: 82,5 millones de acciones en el caso de Bankia y 26,7 millones en el de Banca Cívica.