La agencia le recorta el rating a BB- desde BBB-

Fitch rebaja la nota de Banco de Valencia a bono basura

Después de las amenazas de Moody's, Fitch ha rebajado la calificación de largo plazo de Banco de Valencia en tres escalones, hasta BB- desde BBB-. La nota BB- se sitúa dentro del grado especulativo o de bono basura.

La agencia explica que ha tomado esta decisión ante la elevada concentración de Banco de Valencia -filial de Banco Financiero y de Ahorros (BFA), matriz de Bankia- en el sector inmobiliario, su liquidez y sus niveles de capital. Fitch recuerda además la debilidad económica de España y la dificultad de la banca para acceder a los mercados mayoristas.

Banco de Valencia afronta un futuro de importantes vencimientos de deuda, particularmente en 2012, según Fitch, que advierte además que se espera un deterioro adicional de la calidad de sus activos, lo que mermará su rentabilidad. Como puntos positivos, Fitch destaca que el banco cuenta con una posición sólida en su mercado de origen y que cuenta con una sólida base de financiación minorista y tiene su eficiencia operativa se sitúa en niveles óptimos.