Tres años de Gobierno en crisis

Una legislatura marcada por la economía

Las dos legislaturas en las que José Luis Rodríguez Zapatero ha estado al frente del Ejecutivo han tenido dos caracteres marcadamente distintos. El buen estado de la economía durante los cuatro primeros años le permitió centrar la tarea de Gobierno en aspectos como el terrorismo. La economía monopolizó la segunda. En este tiempo, la tasa de paro ha pasado de ser ser la más baja de la historia a rozar máximos.

Zapatero revalidó su mandato un 8 de marzo. En aquel entonces, la tasa de paro estaba en el 9,6%. Sus primeros meses se vieron marcados por la negación de la crisis. Se hablaba de un aterrizaje suave del mercado inmobiliario y de la construcción. No duraría mucho: en julio de ese mismo año el Gobierno anunció oficialmente que había entrado en déficit, con el 0,4%. Por aquel entonces, la cascada de malos resultados empresariales (sobre todo en la banca), le oblicó a intervenir en pleno mes de agosto para anunciar medidas de austeridad para enfrentarse a la crisis.

Debacle

Desde entonces, la debacle. En septiembre cae por primera vez el PIB de la eurozona, a mitad de mes cae Lehman Borthers, EE UU aprueba un plan de rescate de 700.000 millones de dólares a la banca, al que se acogen, JPMorgan, Bank of America,Wells Fargo, Citi, Bank of New York, Merrill Lynch, Morgan Stanley y State Street. Varios días después, Suiza sale en ayuda de UBS. Holanda hace lor propio con ING. Se deshace ABN Amro...

En España, el paro rondaba el 11,3% al término del verano. Llega un plan de choque para evitar la destrucción de empleo en los ayuntamientos dotado con 11.000 millones. Sin embargo, la caída es irreversible: el 31 de octubre el PIB cae el el 0,2%, el peor dato en 15 años; y en el mes de enero siguiente, el INE anunció la primera recesión en España en 15 años.

El Gobierno trata de actuar en todos los frentes posibles a lo largo de aquellos primeros meses de 2009, con el paro en el 17,4% en el primer trimestre de 2009. Lanza el Plan E, dotado con 8.000 millones. Patronales de empresarios, y organismos nacionales e internacionales piden reformas estructurales, sobre todo en el mercado laboral, aunque el Gobierno socialista se niega a seguir sus indicaciones.

Llegan el Plan 2000E y el Frob

El 5 de mayo, Bruselas augura a España una crisis más larga que a la zona euro. Dos días después, el BCE vuelve a bajar tipos hasta el 1%. Y el Gobierno comienza a lanzar su batería de medidas: 20.000 millones para la reactivación económica, dentro de un programa para la economía sostenible. Zapatero anuncia también en el Debate sobre el Estado de la Nación el relanzamiento de un plan de ayudas para la compra de automóviles, el Plan 2000E. El segundo trimestre de 2009 se cierra con un paro del 17,9%.

En junio se crea el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria, y un mes después tiene oportunidad de participar en su primera fusión fría: la de Cajasur, Unicaja y Caja Jaén, que crean la sexta caja por activos. El IVA entra en el debate público: el Gobierno admite que está estudiando incrementarlo para lograr más ingresos. Lo hará en junio de 2010. En noviembre, la Comisión Europea confirma la recuperación económica de la región, con la excepción de España.

Acaba 2009, un año en el que la economía española destruyó 730.000, con la tasa de paro en el 18,8%. El PIB decendió el 0,1% en el cuarto trimestre de 2009.

Rescate a Grecia

La progresiva degradación de la economía hace que el Gobierno comience a tomar decisiones impopulares, con recortes sociales, en muchos casos. A principios de año, Grecia salta a los titulares de los medios: todo parece indicar que va a ser incapaz de hacer frente a sus responsabilidades. En marzo, Francia y Alemania logran un acuerdo para rescatar a Grecia, en forma de préstamos bilaterales voluntarios completados por una aportación del Fondo Monetario Internacional. En mayo se da luz verde a un rescate de 110.000 millones. Poco después, Bruselas aprueba el fondo de rescate del euro, un pacto histórico desde la creación de la divisa en 1999, que recoge ayudas de hasta 750.000 millones de euros. Los empresariios siguen mostrándose sumamente beligerantes contra el Ejecutivo, con Gerardo Díaz Ferrán al frente.

La píldora más amarga

Y con mayo llega el histórico paquete de reformas del Gobierno. El 12 de mayo Gobierno anuncia un paquete de medidas para reducir el déficit en 15.000 millones entre 2010 y 2011. Entre estas medidas, rebaja el sueldo de los empleados públicos en un 5%, recorte en un 15% el sueldo de los miembros del Gobierno, suspensión de la revalorización de las pensiones en 2011; y retirada del cheque bebé. Zapatero ha de tragar su píldora más amarga. A finales del segundo trimestre de 2010, el paro había superado ya el umbral del 20%.

El sector financiero sigue con sus fusiones. El 21 de junio llega la Ley de Cajas. En junio se crea la SIP de CajaMadrid y Bancaja, que daría lugar a Bankia. Y se produce la intervención de Cajasur. A finales de mes, España deja de ser AAA para S&P y Fitch.

Antes del verano el Gobierno siembra aun más iras entre sus bases y entre los sindicatos tras imponer su reforma laboral. Habrá huelga general el 29 de septiembre. Los mercados de la deuda se ponen de moda palabras como deuda, diferencial o bono... es la gran crisis de la deuda, provocada, en esta ocasión, por el rescate a Irlanda, dotado con 85.000 millones. El riesgo país alcanza los 283 puntos básicos y complica la financiación del Tesoro.

Los empresarios siguen sin estar satisfechos con el Ejecutivo. Pero la crisis de las empresas ha hecho que Díaz Ferrán caiga en desgracia. En diciembre, el Gobierno aprueba nuevas medidas de reajuste económico español para cumplir con el objetivo del déficit. Bajan impuestos de las pymes, se privatiza el 49% de AENA y el 30% de Loterías y Apuestas del Estado. Cuando finaliza el año, el paro está en el 21,3%.

A lo largo de 2011 la crisis de la deuda no haría sino empeorar. En esta nueva ocasión el motivo del nerviosismo sería el rescate a Portugal.

El diferencial de la deuda se acomoda por encima de los 300 puntos básicos, con el paro rondando el 21%. La presión alrededor de José Luis Rodríguez Zapatero para que convoque elecciones va creciendo paulatinamente. el 27 de junio, solo CiU apoya en el Congreso la reforma de las pensiones. Se haría insostenible después de la debacle electoral del 22 de mayo. En abril Zapatero había anunciado que no se presentaría a la reelección.

La crisis de deuda fue la puntilla.