Zapatero alude al interés general

"Una decisión pensada y madurada desde hace tiempo"

El presidente del Gobierno, José Luís Rodríguez Zapatero, adelantará las elecciones. Serán el 20 de noviembre. El objetivo es "proyectar certidumbre", ha afirmado Zapatero.

Más de tres veces lo había negado. La penúltima, el 22 de mayo, tras la debacle socialista en los comicios municipales. "Mi objetivo es terminar la legislatura para culminar las reformas imprescindibles que necesita España", aseguró. Hoy, última sesión del Consejo de Ministros antes del descanso estival, todo parece haber cambiado. El presidente del Gobierno, José Luís Rodríguez Zapatero adelantará las elecciones generales cuatro meses antes de finalizar el plazo. "Una decisión pensada y madurada desde hace tiempo", ha repetido Zapatero ante las insistentes preguntas de los periodistas en la rueda de prensa extraordinaria celebrada en La Moncloa.

El presidente ha justificado su decisión en la necesidad de "proyectar certidumbre sobre lo que hay que hacer". Para Zapatero ya se han sentado las bases para la recuperación, "pero aun falta tiempo para crecer al ritmo que deseamos", ha reconocido. Tras repasar los principales indicadores de la economía española, y en especial el dato del paro conocido hoy, anunció la decisión. El 26 de septiembre convocará oficialmente las elecciones generales.

Recordó la fecha de inicio de su primera legislatura y aludiendo al interés general y al ejercicio de su responsabilidad, prosiguió argumentando su decisión. "Quiero que el nuevo gobierno esté en disposición de tomar las decisiones necesarias desde enero de 2012". La finalización precipitada de la legislatura, dejará en el tintero muchas medidas anunciadas por el presidente. La más flagrante, la elaboración de las cuentas públicas para el ejercicio 2012 que se dejará al nuevo Gobierno que surgirá de las elecciones generales convocadas de forma adelantada para el 20 de noviembre.

"El Gobierno seguirá ejerciendo sus facultades constitucionales con toda la intensidad", ha afirmado Zapatero. El 19 de agosto se celebrará un consejo extraordinario de Ministros en el que se aprobarán tres medida de choque para garantizar la reducción del déficit público.