Recapitalización pública de las cajas

La caja gallega acelera la búsqueda de inversores privados

Novacaixagalicia, la entidad que más necesidades de capital requiere en función de sus recursos, trabaja a contrareloj para buscar inversores privados y reducir así la petición de dinero al FROB al entorno de los 1.400 millones. Una ronda de contactos que se ha acelerado tras el nombramiento del empresario José María Castellano como presidente de la entidad gallega con poderes ejecutivos.

Novacaixagalicia, de no conseguir la entrada de capital privada, necesitará una inyección de 2.622 millones de euros del FROB, una cifra que contrasta con la situación de partida del capital principal de la entidad, en los 2.851 millones, según las conclusiones del Banco de España publicadas en marzo.

Así, todo indica que el Estado se hará prácticamente con el control si no llega ese dinero privado. El resultado de los test de estrés también puso en evidencia la delicada situación que atraviesa. La entidad pasó la prueba al arrojar un core Tier 1 del 5,3%, un aprobado raspado. Pero al ser sometido al escenario de estrés, su nota se quedaría en el 0,6% y solo llega a pasar gracias a la ayuda estatal. Eso sí, con las medidas mitigadoras del Banco de España llegaría al 6,5%.

El grupo gallego plantea crear un banco malo para separar el negocio financiero del vinculado al ladrillo, con el objetivo de hacer más atractiva la inversión en la entidad. Novacaixagalicia tiene una exposición crediticia en el sector inmobiliario que asciende a 30.363 millones, un 55,6% de todos sus activos, de los que 13.750 suman más riesgo.