El Gobierno prevé financiarse a tipos "más razonables"

Zapatero confía en una caída de la prima de riesgo

Asegura que Bruselas elogió el "laborioso programa de reformas" fiscales y estructurales de España

El presidente del Gobierno no quiso disimular su satisfacción a la salida de la reunión del Eurogrupo, donde España se jugaba mucho. José Luis Rodríguez Zapatero entiende que la ayuda a Grecia no solo supondrá un salvavidas para la economía helena sino que actuará como un cortafuegos para evitar el contagio hacia otros países como España o Italia.

"Las medidas adoptadas deben crear confianza, certidumbre y permitir que España pueda financiarse a tipos más razonables", señaló Zapatero en referencia al incremento de la prima de riesgo que ha sufrido la deuda española en las últimas semanas. De hecho, ayer el diferencial con el bono alemán a 10 años cayó hasta los 284 puntos básicos. No obstante, habrá que esperar a las reacciones del mercado hoy para calibrar hasta que punto las decisiones del Eurogrupo han generado confianza.

Reducir el déficit, una prioridad

En cualquier caso, Zapatero apuntó que los líderes europeos hicieron hincapié en la necesidad de mantener los planes de ajuste fiscal. En este sentido, aseguró que en una de las resoluciones de la reunión de ayer se aplaudió "el laborioso programa de reformas en el sector fiscal, financiero y estructural" impulsado por España.

Por otra parte, el presidente del Gobierno celebró que, más allá del rescate a Grecia, la reunión sirvió para poner las bases de un modelo que permita evitar futuras crisis financieras. En este sentido, destacó que por primera vez los países de la eurozona podrán comprar deuda en los mercados secundarios, previa valoración del Banco Central Europeo. Para Zapatero, ello supone un hito importante que debe servir para fortalecer a los países frente a los vaivenes del mercado.

Además, señaló que la posibilidad aprobada ayer de que Bruselas financie la recapitalización de bancos a través de préstamos a los Gobiernos con problemas supone una medida muy importante para los Estados con entidades financieras débiles.

Zapatero coincidió con Nicolas Sarkozy en que la cumbre de ayer sirvió para crear un suerte de Fondo Monetario Europeo, ya que se establecerán líneas de crédito preferente en el marco de la eurozona para los países miembros.

Por otra parte, Rodríguez Zapatero aplaudió que se haya determinado la contribución "voluntaria" del sector privado a Grecia. En este sentido, recordó que la exposición española a la deuda del país heleno es mínima. Aún así, apuntó que las grandes entidades financieras españolas estuvieron en todo momento informadas.

Irlanda se plantea volver a emitir deuda

La República de Irlanda podría intentar regresar a los mercados de deuda a mediados del próximo año a través de la venta de bonos del Estado, según anunció ayer la Agencia de Gestión del Tesoro Nacional (NTMA).

Su director ejecutivo, John Corrigan, también recalcó que Irlanda no necesita, ni tampoco sugiere que habrá implicación del sector privado" para asumir las pérdidas causadas por la deuda nacional.

La participación del "sector privado" pondría a la economía irlandesa en un camino "extremadamente arriesgado", ya que, según dijo, los tipos de intereses impuestos a los préstamos "continuarán subiendo".

Tanto el Gobierno de Dublín como la NTMA son partidarios de "probar" suerte en los mercados de deuda hacia el tercer trimestre del próximo año, dado que aseguran que el Estado está "totalmente financiado" al menos hasta 2013.

Ese año finaliza la primera fase del programa de ayuda concedido a este país por la UE y el FMI en su rescate financiero, cuantificado en 85.000 millones de euros.

Septiembre de 2010 fue la última ocasión en que el Ejecutivo irlandés subastó bonos del Estado a cuatro y ocho años y por un valor total de 1.500 millones de euros.