La asociación mundial de banca sugiere cómo hacer el canje de deuda

Los bancos proponen participar en el rescate con 17.000 millones

La UE propondrá un canje voluntario de la deuda griega. La asociación mundial de banca no ha tardado en reaccionar. Plantea que los acreedores privados contribuyan con unos 17.000 millones de euros.

Ya está decidido: los acreedores privados participarán en el recate griego. Podrán canjear la deuda helena que vence en los próximos ocho años por otra de un vencimiento posterior, posiblemente a 30 años. En caso de no querer participar, no se les obligará, pero la deuda no aplazada dejará de pagar intereses temporalmente.

Todavía no se conocen las condiciones del canje, uno de los puntos clave del plan. Pero la asociación mundial de banca (IIF, por sus siglas en inglés), que agrupa a más de 400 entidades financieras, ya tiene su propia propuesta. El documento calcula que la participación neta del sector privado -entidades financieras, principalmente- en el rescate se situaría en unos 17.000 millones de euros.

El importe total implicado, para una participación del 90% de los acreedores, ascendería a unos 135.000 millones de euros y Grecia conseguiría ampliar el vencimiento medio de su deuda de 6,9 a 19,8 años, según el documento que cita Reuters. Como contraprestación a la prórroga del vencimiento de los bonos, la nueva deuda tendría que estar garantizada por la UE.

La propuesta de la IIF implicaría canjear ya 45.000 millones de la deuda sin pérdidas para los acreedores. Sobre otros 45.000 millones se aplicaría un descuento del 10% al nominal. Por último, se aplazaría el canje de otros 45.000 millones hasta la fecha en que venzan. En total, se canjearían 135.000 millones de euros. El documento señala que el rendimiento de los bonos con canje inmediato se situaría en el 5,25%, mientras que la deuda con descuento sobre el nominal ofrecería un 6,19%.