El banco central da luz verde al plan diseñado por Merkel y Sarkozy

El BCE acepta un impago temporal de la deuda griega

El BCE está dispuesto a admitir un impago temporal por parte de Grecia, como parte del nuevo plan de rescate para afrontar la crisis de deuda.Entre las medidas, podría incluirse la recompra de deuda pero no un nuevo impuesto a la banca.

La canciller alemana Angela Merkel y el presidente francés, Nicolas Sarkozy han acordado una posición común sobre el plan de rescate griego que ha recibido luz verde por parte del Banco Central Europeo (BCE), según Reuters.

El BCE ha dado el visto bueno a un impago selectivo de la deuda griega. De este modo, se salvan los obstáculos del plan de rescate diseñado por Alemania y Francia. Se implicaría a los acreedores privados en los rescates, como quiere Merkel, y, a idea de Sarkozy, los inversores podrán canjear la deuda griega que vence en los próximos ocho años por otra de un vencimiento posterior, posiblemente a 30 años. La deuda antigua no canjeada sí podrá entrar en un default selectivo.

El impago por parte de Grecia sería, en todo caso, lo más breve posible y, además, Europa garantizaría la deuda de nueva emisión del país, según Bloomberg.