Informe de la administración concursal

Nueva Rumasa hizo desaparecer la mitad de la hipoteca sobre Carcesa

Nueva Rumasa hipotecó en 2008 los activos de Carcesa con Banco Santander por 30 millones, de los que cerca de la mitad (14,31 millones de euros) han desaparecido después de ser transferidos al Banco Etcheverría.

Así lo refleja el informe de la administración concursal, en el que se explica que de los 30 millones obtenidos con la hipoteca, 15,16 millones se destinaron a cancelar un préstamo de Clesa y 525.000 euros se dirigieron a pagar gastos.

El resto, 14,31 millones, fueron traspasados de Banesto al Banco Etcheverría, desde donde fueron retirados en efectivo que hacen que se pierda la pista de su paradero. Para conocer los movimientos de fondos realizados en algunas de las cuentas de Carcesa, los administradores concursales tuvieron que enviar un burofax al Banco Etcheverría para requerirle que enviara los justificantes de las transferencias.