Crisis de la zona euro

La deuda española, a los pies de los caballos

La rentabilidad exigida al bono rebasa la primera 'línea roja' de sostenibilidad, situada en el 6%

Por primera vez desde la era euro, la rentabilidad exigida a los bonos públicos españoles con vencimiento en 10 años superó el 6%. El rendimiento, que llegó al 6,053%, terminó en el 6,03%. Un nivel que, unas horas antes, cuando el bono cotizaba al 5,81%, los expertos consultados por Cinco Días calificaban como la primera línea de preocupación para la sostenibilidad de la financiación. Para hacerse una idea de la peligrosa dinámica en la que se puede ver envuelta España, basta con hacer unas rápidas cuentas: el Tesoro emitió en 2010 algo más de 16.400 millones de euros en bonos a 10 años y financiarlos con un interés del 6% habría supuesto para el Estado un coste anual de 984,6 millones de euros.

"No es conveniente trazar líneas rojas concretas, ya que lo que es realmente negativo es que la rentabilidad del bono suba. Pero es un hecho que Grecia y Portugal empezaron a no tener vuelta atrás cuando llegaron a ratios del 6%-6,5%", admite Alberto Matellán, de Inverseguros. "España podría tener un margen mayor al ser una economía de más tamaño", completa Matellán, que espera que los problemas y la volatilidad continúen mientras no haya una solución contundente a la crisis en Bruselas.

La solución europea

El contagio del riesgo hasta Italia sitúa la crisis de deuda soberana en una dimensión completamente distinta. España e Italia juntos representan el 25% del PIB de la eurozona. Sus complicaciones requieren una solución a nivel europeo. "Si hubiera que establecer un límite en la rentabilidad de los bonos a partir de cuál hay problemas, ese podría ser el 6%. Pero la cuestión no es esa, la cuestión es que España e Italia no pueden ser rescatadas. Estamos hablando de que se requiere una solución a nivel europeo. No sirve de nada que un país haga enormes esfuerzos de austeridad a nivel doméstico cuando la subida de los intereses se va a comer todos esos ahorros", explica un directivo de una gran entidad.

Desde Inverseguros se recuerda que el efecto contagio entre España e Italia "es mayor" que entre España y los países periféricos. Italia afronta esta semana subastas a distintos plazos por un importe de 8.000 millones. La rentabilidad exigida al bono italiano pasó ayer del 5,26% al 5,67% y la prima de riesgo superó los 300 puntos.

Los expertos subrayan que la penalización actual no está justificada por los fundamentales económicos de España, pero en cualquier caso sitúa a la deuda en niveles de financiación poco viables. "No son niveles sostenibles y mucho menos deseables", asegura Miguel Ángel Barnal, profesor del IEB (Instituto de Estudios Bursátiles).

El repunte del rendimiento exigido a los bonos ha coincidido, en buena lógica con los movimientos del mercado, con un descenso del rendimiento del bono alemán, el activo de referencia para el sector, hasta el 2,67%, frente al 2,85% del viernes. El resultado es que la prima de riesgo se disparó hasta 335 puntos básicos.

"Quizá lo importante no es si puntualmente el diferencial se sitúa ahí, sino la consolidación de este nivel y, sobre todo, si las próximas subastas de deuda pública a 10 años se hacen con estos niveles. Si se tuvieran una o dos subastas adjudicando papel por encima de los 300 puntos, sí que podría considerarse que España habría entrado en una situación muy delicada", completa el profesor del IEB. Entre 2011 y 2012, España afronta unos vencimientos totales de deuda pública de 170.588 millones de euros, de los que el 47,8% es deuda de largo plazo.

Factores especulativos

La deuda pública de Italia está en el 120% del PIB, casi el doble que la española, si bien eso no constituye ninguna revelación. "No hay en realidad nada nuevo, más bien es mucho movimiento especulativo", reconoce David Fernández, de Tressis. Este experto recuerda que Grecia "se quebró" a partir de llegar a rendimientos del 7% en los bonos, por lo que reconoce que la situación actual "es para estar intranquilo".

Aunque Fernández asegura que la deuda española siempre se coloca sin problemas en las subastas, el experto de Tressis reconoce que el "ruido" de la crisis soberana va a persistir todo el año y aconseja a los minoristas abstenerse.

Las cifras

258,8 son los miles de millones en vencimientos a medio y largo plazo hasta 2015.

71% es el porcentaje de deuda pública sobre PIB que Fitch prevé para 2012.

11,7% del PIB es a lo que equivalen los vencimientos hasta julio de 2012.