La guerra de las redes sociales

Google se rearma con Google+

La nueva red social de Google pone en jaque a Facebook y Twitter. La plataforma creada Mark Zuckerberg se adelanta y apuesta por ofrecer un servicio de videollamada gratuito. Twitter por su parte, adquiere BackType para sustituir a Google en servicios de rastreo y seguimiento estadístico.

Página principal de Google+
Página principal de Google+

El pasado 28 de junio Google abrió su tercera red social tras el fracaso de Buzz, Wave y Orkut. Se trata de la enésima ofensiva de Google en su guerra con Facebook y, de momento, la gran demanda de invitaciones, que obligó a suspender los nuevos registros dos días después, supone cierta expectativa de éxito. Otros creen que pudo tratarse de una estrategia de Google para aumentar su notoriedad. Sin embargo, hay quien compra y vende estas invitaciones en Ebay, donde se ha llegado a pagar hasta 75 dólares por conseguir una.

El contraataque de Facebook no se hizo esperar. Tras llegar a un acuerdo con Skype, propiedad de Microsoft desde hace dos meses, el miércoles anunció la implementación de un servicio gratuito de videollamada, precisamente una de las grandes novedades que Google+ ofrecía para diferenciarse de su competidor. Además, bloqueó la aplicación Facebook Friend Exporter, que permitía el traslado de todos los contactos de Facebook a Google+. Por si fuera poco, y aunque resulte paradójico, Mark Zuckerberg se ha convertido en el usuario más popular de la nueva red social, superando a Larry Page y Sergey Brin, fundadores de Google.

Renovarse o morir

El gigante de las búsquedas en Internet ansía encontrar su nicho de mercado dentro de las redes sociales, sin embargo, el campo de batalla no se limita exclusivamente a este sector y está llevando a cabo un programa de remodelación e integración de sus servicios ya existentes.

Poco antes del estreno de su red social, mejoró notablemente el funcionamiento y el aspecto visual de Google Maps. De hecho, la interfaz gráfica de sus servicios se ha convertido en una especie de obsesión para el más popular de los motores de búsqueda. En los últimos días Google Search y Google Calendar también han sufrido un cambio de imagen muy bien acogido en la red por su limpieza, orden y sobriedad.

Otros dos servicios propiedad de Google: Blogger y Picasa, desaparecerán como tales y serán rebautizados con el nombre de Google Blogs y Google Photos respectivamente. Esta estrategia pretende integrarlos en el nuevo "ecosistema" Google+ homogeneizando el nombre de sus productos.

El tercero en discordia

El pasado sábado expiró el contrato que Google había firmado con Twitter para el rastreo en tiempo real de todos los mensajes que sus usuarios publicaban. En un principio, Google alegó que se trataba de un cierre temporal para poder incorporar las publicaciones de su recién estrenada red social. El rey de los buscadores seguirá indexando los contenidos de Twitter y los usuarios podrán buscarlos a través de Google, sin embargo no será en tiempo real mientras que las dos empresas no vuelvan a llegar a un acuerdo. Esta posibilidad se antoja difícil tras conocerse la adquisición por parte de Twitter de la empresa de servicios estadísticos online BackType.

Así las cosas, las redes sociales se han convertido en el nuevo frente de batalla de las grandes corporaciones de Internet, que tratan a toda costa de integrar en ellas nuevos servicios. Los resultados de la apertura definitiva al público de Google+, prevista para antes de final de mes, desvelará si es capaz de hacer frente a la hegemonía de Facebook y Twitter.