El exdirector del FMI la demandará por calumnias

Una periodista francesa denunciará a DSK por un intento de violación en 2003

La periodista y escritora francesa Tristane Banon interpodrá mañana martes una querella por agresión sexual contra el exdirector del Fondo Monetario Internacional (FMI), Dominque Strauss-Kahn, según ha informado el semanario L'Express.

DSK con su mujer y su abogado
DSK con su mujer y su abogado

David Koubbi, el abogado de la periodista y escritora francesa Tristane Banon, de 32 años, ha explicado en una entrevista concedia al semanario francés L'Express que su cliente denunciará mañana martes a Dominique Strauss-Kahn, exdirector del Fondo Monetario Internacional, por intento de violación. Los letrados del político galo, de 62 años, ya han anunciado una demanda por calumnias.

En 2007, Banon reveló en un programa de la televisión francesa que Strauss-Kahn intentó agredirla sexualmente cuatro años antes durante una entrevista. Más allá de esas declaraciones, Banon no había interpuesto una denuncia, según explicó, por consejo de su madre. Cuando el pasado 14 de mayo la camarera del hotel Sofitel de Nueva York Nafissatou Diallo acusó al político de un delito sexual, la periodista insistió en que ella no tomaría la vía judicial.

En los últimos días, el caso del exdirector del FMI ha tomado un giro beneficioso para el político: según el juez, el testimonio de Diallo no es creible ni tampoco existen testigos imparciales, por lo que ha levantado la orden de libertad vigilada que pesaba contra él. El letrado de Banon aseguró que su cliente no ha "reaccionado en función de este contexto", sino que la decisión de denunciar al exdirector del FMI ya estaba tomada de antemano. "Me tomé el tiempo necesario porque no quería ser instrumentalizado por la Justicia estadounidense. No quiero que la declaración de mi cliente se vincule al caso de Nafissatou Diallo", agregó.

Aunque la denuncia de Diallo, de 32 años, forzó la dimisión de DSK de su cargo en el FMI, el creciente descrédito a sus declaraciones ha reabierto el debate sobre la posible candidatura del socialista como presidente de la república francesa. Antes del escándalo, Strauss-Kahn se postulaba como el aspirante más potente al puesto. El portavoz del grupo socialista galo, Benoît Hamon señaló que es "improbable" que DSK presente su candidatura, y de hacerlo, esta sería la "hipótesis más débil".