La empresa española declina hacer declaraciones

Sonatrach ofrece a Gas Natural tomar hasta el 10% del gasoducto de Medgaz

La empresa pública argelina Sonatrach ha ofrecido a Gas Natural Fenosa que entre en el capital del gasoducto Medgaz, donde el grupo español podría llegar a tener hasta el 10%.

Portavoces de la gasista española han declinado hacer declaraciones y han alegado que no tienen ninguna oferta firme para entrar en el gasoducto de Medgaz, que une la costa argelina con Almería, si bien las fuentes del sector antes mencionadas han señalado que la cuestión se ha vuelto a poner sobre la mesa en el marco del acuerdo que han alcanzado Gas Natural Fenosa y Sonatrach esta semana sobre los precios del gas.

En todo caso, estas mismas fuentes han advertido que la respuesta desde Gas Natural se ha limitado a señalar que se estudiará la cuestión y que de hecho no se prevé que se produzcan avances concretos hasta finales de este año o principios del que viene.

Esto dará tiempo a que Sonatrach instrumente cómo se facilita este paquete en el gasoducto y qué participación por debajo del 10% se establece, ya que la argelina no es la única propietaria de Medgaz y debe pactar con el resto sus socios la entrada de Gas Natural Fenosa en esta infraestructura.

Sonatrach es el socio mayoritario de Medgaz, con el 36% pero también participan en el proyecto Cepsa (20%), Iberdrola (20%), Endesa (12%) y el grupo francés GDF Suez (12%).

La operación sería vista por buenos ojos por el Gobierno español, ya que el Ministerio de Industria siempre ha sido partidario de aumentar la presencia de empresas españolas en esta infraestructura.

El gasoducto de Medgaz, que está en fase de pruebas, cuenta con una capacidad de 8 bcm/año (8.000 millones de m³/año) y ha supuesto una inversión de 900 millones de euros.

Sin embargo esto sólo sería una pata mas del acuerdo que Sonatrach y Gas Natural han alcanzado esta semana, por el cual se ha dejado de lado el litigio por los precios del gas con un coste general del acuerdo cifrado por Gas Natural Fenosa en 1.897 millones de dólares, lo que supone 1.326 millones de euros.

También hay que destacar que la argelina Sonatrach invertirá 514 millones en el capital de la gasista española, en donde comprará el 3,8%, reforzando los recursos propios de la gasista española.

La cifra con la que se ha cerrado el pacto es menor que los 1.500 millones de euros que Sonatrach reclamaba a Gas Natural desde que le ganó un laudo internacional, pero además abarca más años, porque no sólo cubre los contratos de gas entre 2007 y 2009 que estaban en litigio, sino que cubre el suministro hasta el 31 de mayo de este año, con lo que, en total, son cuatro años y medio.

Sonatrach no llegará a sentarse en el consejo de administración de Gas Natural, pero se convertirá en un socio estable y a largo plazo de la gasista, igual que ya lo es de la portuguesa EDP, donde tiene el 2% del capital desde el año 2007.

Gas Natural Fenosa ha manifestado la intención de colaborar en diversos proyectos con Sonatrach y crear un marco estable que evite conflictos como el que se ha vivido el último año.

Desde que se hizo público el acuerdo, la acción de Gas Natural ha subido más de un 4% y el pacto ha sido muy bien valorado tanto por agencias de rating como Fitch, que han sacado a la gasista española de la perspectiva negativa, como por analistas de valores.

Así, la francesa Société Generale ha elevado el precio objetivo de la compañía hasta los 15,2 euros, cuando antes estaba situado en 14 euros. Gas Natural cerró la semana en 13,77 euros.

Diversos analistas de bancos de negocios como UBS o Natixis también han destacado la posibilidad de que tras el acuerdo el beneficio de Gas Natural Fenosa se dispare al quedar liberadas partes de las provisiones que se habían reservado para hacer frente a la reclamación de los argelinos.