Diario de a bordo

Las Bolsas giran en torno al rescate de Grecia

El vencimiento de derivados influye en el rebote

Hace algunos años comentaba la agencia Reuters una anécdota curiosa. Resulta que un jubilado británico, llamado Alec Holden, en 1997 se fue a una casa de apuestas, algo como saben muy típico allí, donde hay una en cada esquina, y no se le ocurrió otra cosa que apostarse 100 libras esterlinas a que llegaba a los 100 años (entonces tenía 90). La casa que le cubrió la apuesta, William Hill, le dijo que teniendo en cuenta su edad actual se pagaba, si ganaba, 250 a uno. Y ahí quedó la cosa.

Pero el caso es que en 2007, el jubilado cumplió 100 años y lo que parecía que nunca llegaría llegó, y a la casa de apuestas le ha tocado pagar una dolorosa de 25.000 libras al jubilado.

Las Bolsas han pasado la semana atenazadas por el miedo a que llegara lo que parecía era imposible hace pocos años, el default griego con todos los riesgos de contagio que ello podría conllevar. Se ha reaccionado de manera histérica, para bien o para mal, a cada noticia sobre Grecia, y al final de la semana se daba un rebote simplemente porque los líderes de Alemania y Francia hacían unas declaraciones de buenas intenciones, manifestando que querían llegar a una solución rápida. Eso sí, sin aportar datos ni comprometerse a nada.

El S&P está en unos niveles técnicos que pueden forzar un rebote o lo contrario

Puede ser que el hecho de que el viernes fuera vencimiento de derivados haya influido lo suyo, pues ya saben que suele ser jornada de manipulaciones alcistas.

Pero lo que sí es seguro que influyó también el gráfico que ven ustedes arriba. Ya hacía tiempo que los grandes operadores no estaban tan absolutamente obsesionados y con los ojos fijos en un indicador técnico. En concreto de la media de 200 sesiones del S&P 500.

Es siempre un nivel psicológico, lo cual le refuerza aún más, y que se considera como el soporte mayor de mercado. Además si nos fijamos por ese entorno anda también la directriz alcista de muchos meses y un soporte natural.

Está claro que según se llegue a un rápido acuerdo en Grecia, o al contrario, se complique la situación que sigue siendo grave (el riesgo de accidentes imprevistos en una situación tan explosiva es muy alto), las Bolsas reaccionarán. Pero también está claro, que según resista esa media de 200 o no, vamos a tener consecuencias muy importantes.

Si hay algún buen punto para empezar un rebote es este precisamente. Pero si la pierde vean este estudio de Bespoke, de las veces desde 1.929, en que el S&P ha estado como ahora más de 150 días por encima de la media de 200 y la ha perdido (esto último aún no ha sucedido).

Al cabo de una semana el mercado bajaba el 3% cuando lo normal en el periodo una subida media semanal del 0,14%. Tan solo el 16,1 % de las semanas siguientes a la ruptura fueron positivas. Creo que es un dato muy claro.

Al cabo de un mes bajada una media de 1,34 % cuando la media normal del periodo es de subida de 0,56%.