Atenas recibirá ayuda urgente mientras continúa la negociación

La UE aplaza el segundo rescate de Grecia pero tratará de evitar su quiebra

La zona euro parece resignada a no cerrar el segundo rescate de Grecia la próxima semana, como estaba previsto. A cambio, se declara dispuesta a liberar los fondos necesarios para evitar la quiebra del país durante este año. Pero la inestabilidad política en Atenas amenaza incluso esa posibilidad.

Grecia
Grecia

Tiempo muerto en la negociación del segundo rescate de Grecia, cuya conclusión estaba prevista para la cumbre europea del próximo 24 de junio. La imposibilidad de pactar la contribución del sector privado a esa segunda intervención ha convencido a los ministros de Economía de la zona euro de que la prioridad debe ser la liberación de los 12.000 millones de euros necesarios para evitar la quiebra de Atenas a finales de junio o principios del próximo mes. La cifra podría completarse con otros 6.000 millones de euros que cubrirían las necesidades financiación de Atenas hasta finales de año.

La vicepresidenta española y ministra de Economía, Elena Salgado, se mostró ayer convencida de que la liberación de esos fondos podría acordarse el próximo lunes, mientras que "para el segundo paquete de ayudas, tenemos tiempo para adoptarlo".

Hasta ahora, la tesis oficial supeditaba la concesión de ese préstamo a un acuerdo sobre el segundo rescate. Así lo estipula el informe de la troika (Comisión Europea, BCE y FMI) tras su inspección en Grecia en el mes de mayo, aunque las autoridades europeas se han cuidado de no publicar ese documento, lo que deja margen para modificarlo.

La condición, de hecho, parece muy difícil de cumplir tras la reunión del Eurogrupo (ministros de Economía de la zona euro) del pasado martes en Bruselas, en la que Berlín se topó con una gran resistencia a su plan de reestructuración suave de la deuda griega.

La mayoría de los ministros se alinearon con el BCE, que considera que el plan alemán provocaría una estampida de los inversores y un devastador contagio de la crisis griega a Irlanda, Portugal o España.

El alemán de Finanzas, Wolfgang Schäuble, ha creado un grupo de trabajo encargado de buscar una fórmula de contribución del sector privado en el rescate aceptable para el BCE.

La nueva propuesta alemana, sin embargo, podría tardar días o semanas en llegar, por lo que la próxima reunión del Eurogrupo, el día 19 en Luxemburgo, se limitará con toda probabilidad a aprobar la entrega a Grecia del quinto plazo del primer rescate, compuesto por 8.700 millones de euros de la zona euro y 3.300 millones del FMI. Esa decisión, sin embargo, depende también de la situación política en Atenas, donde el primer ministro griego, George Papandreu, incluso ofreció ayer la dimisión para poder formar un gobierno de concentración nacional.

Enésima huelga general con graves enfrentamientos

Las protestas masivas en la jornada de huelga general en Grecia derivó ayer en graves enfrentamientos entre grupos radicales y policías, que tuvieron que utilizar gases lacrimógenos y lanzar varias cargas para controlar la situación. Fueron hospitalizados una decena de personas con heridas leves. Las calles cercanas al Parlamento ofrecieron la imagen de un campo de batalla por la destrucción de contenedores y paradas de autobuses, devastadas por manifestantes encapuchados que atacaron a los policías con piedras y bombas incendiarias. Más de 25.000 personas participaron en la manifestación frente al Parlamento en contra del plan de ahorro del Gobierno.