La tarjeta de débito, las transferencias y los cheques serán gratuitos

Rato quita las comisiones de servicio a los clientes más fieles de Bankia

Rodrigo Rato desata una ofensiva similar a la del Santander. Bankia no cobrará comisiones por servicios a los clientes con ingresos mensuales domiciliados ni a menores de 26 años.

Bankia.
Bankia.

En pleno proceso de salida a Bolsa, Bankia unifica las comisiones y los productos de las siete cajas de ahorros que la forman. La primera decisión de la entidad que preside Rodrigo Rato ha sido eliminar las comisiones de servicios a los clientes más fieles. La segunda, subírselas a los menos rentables.

Los clientes de la antigua Caja Madrid están recibiendo estos días una notificación con las nuevas condiciones de sus productos en la entidad. La libreta de ahorro ordinario pasará a denominarse libreta fácil, pero la gran novedad está en las comisiones asociadas a ella.

Los clientes con la nómina o pensión domiciliada o aquéllos de menos de 26 años no pagarán ninguna comisión por mantenimiento ni administración. Ni tampoco por la cuota anual de la tarjeta de débito, ni por el ingreso de cheques ni por las transferencias nacionales por Internet, teléfono o cajero.

La ofensiva comercial es similar a la efectuada por el Santander hace ya cinco años. En enero de 2006, la entidad presidida por Emilio Botín eliminó las comisiones básicas a los clientes con nómina o pensión domiciliada, con una hipoteca o un plan de pensiones con aportación igual o superior a 1.000 euros al año. También los titulares de al menos 1.000 acciones disfrutan de cero comisiones, lo mismo que efectuará Bankia con los clientes que acudan a su OPS.

La mala noticia es que los usuarios que no tengan ingresos periódicos domiciliados habrán de soportar un coste más elevado. A partir del 13 de agosto, las cuentas con un saldo medio inferior a los 2.000 euros pagarán seis euros trimestrales de comisión de mantenimiento, cuando antes la comisión ascendía a un euro por mes y estaba exenta para los saldos de más de 1.000 euros, según informan en el servicio de atención al cliente de Caja Madrid. Para saldos de más de 2.000 euros, tampoco ahora habrá comisión.

Igualmente, el coste de la tarjeta de débito para los clientes de Bankia se sitúa en 17 euros anuales, cuando antes los clientes de Caja Madrid pagaban 14 euros por ella. La remuneración de la libreta fácil será del 0%, un mínimo cambio respecto al 0,01% previo.