Los sindicatos critican a la banca por asumir elevados riesgos en el sector inmobiliario.

El Gobierno y la banca se acusan mutuamente de la alta tasa de paro

Cruce de acusaciones. Valeriano Gómez ha culpado a los excesos del sistema financiero del elevado nivel de desempleo en España, una opinión que han respaldado los secretarios generales de CC OO y UGT. Por su parte, Isidro Fainé ha apuntado que España "tiene un largo camino y le costará salir adelante, porque han coincidido la crisis financiera, económica y social, y por medio estarán las elecciones; todo ello influye en la confianza".

"No tenemos el mejor mercado de trabajo ni las mejores instituciones del mundo, pero no son las causantes del desempleo en nuestro país, sino más bien los comportamientos del sistema financiero y la asunción de riesgos en el sector inmobiliario durante el 'boom'", dijo Gómez, que participaba en un curso de la APIE en la UIMP.

El ministro respondía de esta manera al ser preguntado por las palabras del presidente del BBVA, Francisco González, quien tachó este lunes de "insuficiente" la reforma laboral, y argumentó que el sector financiero contribuyó a alimentar la burbuja inmobiliaria mediante la concesión de crédito.

Gómez admitió la posibilidad de que las reformas acometidas hasta ahora en materia laboral sean insuficientes, pero defendió extenderlas a todos los ámbitos económicos. Así, apostó por "un buen diseño del sector financiero" y por una regulación de sus retribuciones que desincentive la asunción de riesgos.

Tras la intervención del ministro, los secretarios generales de CC OO Y UGT criticaron el papel de los bancos a la hora de alimentar la burbuja del ladrillo, pero agregaron que su responsabilidad en el elevado nivel de paro es compartida con la de los gobiernos.

Fainé: nos espera "un largo desierto del que nos costará salir adelante"

El presidente de la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA) y de La Caixa, Isidro Fainé, ha augurado en Santander que si bien la economía española se irá recuperando, pero de forma lenta, el empleo no lo hará hasta 2012, con lo que, según dijo, a España le espera "un largo desierto del que nos costará salir adelante".

Fainé ha advertido además que la tasa de morosidad, que en marzo alcanzó el 6,11 %, siguirá incrementándose y alcanzará el 7%. "Es normal que la tasa de morosidad vaya subiendo, ya que el ajuste no se ha finalizado", aseguró.