Reduce un 10% la valoración de la filial hasta 1.035 millones

Telefónica aplaza un día la salida a Bolsa de Atento ante la débil demanda

Telefónica se ha encontrado con las reticencias de los inversores de cara a la OPV de su filial de atención al cliente y ha decidido rebajar un 10% su valoración, que cifra ahora en 1.035 millones. El objetivo es conseguir hoy la demanda suficiente.

Sede de Atento
Sede de Atento

Telefónica ha decidido reducir a 17,25 euros el límite inferior de la banda de precios no vinculante de la oferta de venta de acciones de Atento y ha pospuesto un día su salida a Bolsa, hasta el 14 de junio, según ha informado la compañía a CNMV en un hecho relevante. La demanda era insuficiente para garantizar un estreno mínimamente solvente.

La banda de precios original -de 19,25 a 25 euros por acción- no ha seducido a los inversores institucionales, los únicos a los que va dirigida la operación. Y por eso Telefónica comunicó ayer a las 23.30 de anoche su decisión de rebajar el precio mínimo de Atento un 10% por debajo del rango inferior previsto y un 22% sobre el punto medio. Previsiblemente, hoy se conocerá el precio final. En todo caso, la valoración de 1.035 millones que Telefónica hace de la filial es inferior en 120 millones respecto al precio mínimo previsto el en el folleto de la OPV.

Como adelantó CincoDías.com, el pasado lunes día 6 el libro de órdenes aún no estaba cubierto y las peticiones de compra se situaban en la parte baja de la banda orientativa y no vinculante de precios. Los colocadores confiaban en que la demanda de los inversores estadounidenses salvara la colocación. Ayer, varias agencias daban la rebaja por decidida. Ahora, la última decisión de Atento revela que la demanda a día de ayer todavía era insuficiente para garantizar un estreno solvente.

TELEFÓNICA 4,86 0,23%

Los coordinadores globales de la operación -Goldman Sachs y Citigroup- y los otros colocadores principales -BBVA, BNP Paribas, Banco Santander y JPMorgan- luchan contrarreloj para llevar a buen puerto la OPV. Pese a sus denodados esfuerzos, se han encontrado con unos inversores muy reticentes a entrar en compañías debutantes. Y eso pese a que la valoración de Atento en el mínimo de la banda ya era atractivo, al menos según la comparación con otras compañías similares.

El PER (número de veces que el beneficio está incluido en el precio) correspondiente a 2010 de Atento estaría situado en 13 veces a un hipotético precio de 19,25 euros (que ya no será la referencia), mientras que la francesa Teleperfomance, líder mundial, cotiza con un PER 2010 cercano a las 18 veces y cuenta con una capitalización que roza los 1.300 millones de euros. La estadounidense Convergys, por su parte, registró unas pérdidas de 53,2 millones de dólares el año pasado y su capitalización asciende a 1.521 millones de dólares (unos 1.040 millones de euros). Sin embargo, los inversores están demostrando sus dudas sobre una empresa con márgenes de rentabilidad muy estrechos, con muchos conflictos laborales y una cuestionable capacidad de crecimiento.

El mercado ha mostrado apetito por compañías como LinkedIn, pero eso no parece incluir a perfiles más tradicionales como la teleoperadora. No en vano, la mitad de las OPV en Europa este año han tenido que ser canceladas. La salida a Bolsa de Atento es una vieja aspiración de la compañía que, sin embargo se ha visto frenada por el estado del mercado y el variable apetito de los inversores. Ya en 2008 se pospuso la operación a espera de tiempos mejores.

Confianza de Telefónica

La duda que queda en el aire es por qué Telefónica ha dado justo ahora un paso al frente y ha decidido sacar a Bolsa Atento, cuando lleva como mínimo desde 2007 buscando el mejor momento para hacerlo.

Es verdad que la operadora tiene la presión de lograr este año ingresos extraordinarios y plusvalías, aunque parte sean solo contables, para que la comparación con el ejercicio de 2010, cuando el beneficio se disparó por encima de los 10.000 millones gracias a la compra de Vivo, no sea tan negativa. Pero incluso dentro de la compañía reconocen que los mercados son ahora una pura lotería y que lograr éxito depende de más de la suerte de cómo estén las Bolsas en las dos semanas de colocación que de los fundamentales de la compañía a vender.

El lunes, fuentes próximas a Telefónica descartaban que Atento pudiera engrosas la estadística OPV fallidas. Es cierto que en 2008 ya tuvieron que dar marcha atrás a los planes de venta, pero el proceso era mucho más incipiente que ahora.