Cumpliendo con las previsiones de los analistas

Trichet sugiere una nueva subida de tipos para el mes de julio

"Vigilancia fuerte". El presidente del BCE, Jean Claude Trichet, ha pronunciado las dos palabras mágicas que suelen ser el preludio de una nueva subida de tipos. Así, el economista francés cumple con la previsiones y mantiene los tipos en el 1,25%, aunque solo temporalmente.

Jean Claude Trichet, en la rueda de prensa del 9 de junio de 2011
Jean Claude Trichet, en la rueda de prensa del 9 de junio de 2011

Dicen las malas lenguas que para poder ser banquero central hay que ser previsible y aburrido, dos características que el actual presidente del BCE, Jean Claude Trichet, demuestra poseer en cada ocasión que se le presenta. Hoy no ha sido una execepción. El Consejo de Gobierno de la institución que preside ha cumplido con el guión que el líder galo ya dejó entrever hace quince días: los tipos se mantienen en el 1,25%, de momento. Esta última coletilla conviene remarcarla, ya que el economista francés ha declarado en rueda de prensa que mantendrá "una vigilancia fuerte"a las presiones inflacionistas. Estas dos palabras traducidas al lenguaje del común de los mortales quiere decir que el próximo mes de julio habrá subida. Todo dentro del guión que ya descontaba el mercado.

Ahora queda por ver, si como apuntan diversas voces, al casi seguro incremento de julio le sigue un nuevo repunte antes de cerrar el año, dejando los tipos en un 1,75%. Sin embargo, el relevo de Trichet al frente del BCE el próximo mes de octubre podría conllevar modificaciones a este plan. Todo dependerá de la actitud que muestre el italiano Mario Draghi, próximo presidente del organismo, que hasta la fecha se ha mostrado partidario de una política monetaria menos expansiva.

Mientras tanto, el todavái responsable de la política monetaria de la Eurozona ha aclarado que va a continuar con las medidas extraordinarias de liquidez. Así, ha garantizado que las subastas a tres meses continuarán hasta septiembre, aunque ha dejado la puerta abierta a su prórroga. Unas medidas que el pasado marzo Trichet dijo que eran compatibles con la subida de tipos y que todavía son fundamentales para la banca de la eurozona, que en general sigue sin poder acudir a los mercados para financiarse. A pesar de esto, el líder galo ha querido puntualizar que la prolongación no significa que " vayan a ser permanentes, ya que siempre tendrán carácter temporal".

Insiste en su rechazo a la reestructuración griega

Además, existía bastante expectación sobre si el líder galo respondería durante la rueda de prensa a las palabras de ayer del ministro de Hacienda alemán, Wolfgang Schäuble, que volvió a defender la participación del sector privado en el coste del nuevo rescate de Grecia para evitar que este país caiga en un impago. Y la respuesta ha llegado. Trichet ha vuelto a insistir en rechazar cualquier tipo de reestructuración de deuda, ya sea suave o dura. A pesar de esto, ha dejado caer que si admitiría un canje voluntario de bonos, es decir que estudiaría una "iniciativa de Viena". Un acuerdo informal alcanzado en 2009 por el que el sector financiero se comprometió a mantener su exposición en Rumania y otros países del este socorridos por el Fondo Monetario Internacional.

Ante la insistencia de los periodistas sobre la participación del sector privado en Grecia, el máximo dirigente del BCE ha dicho que le sorprende " la estrechez del sector privado en este tipo de circunstancias" en comparación con su avidez cuando se habla de la venta de empresas públicas", como en Portugal.

El organismo comunitario también ha hecho pública hoy su estimación adelantada de inflación de la zona euro que prevé alcance un 2,7% en el mes de mayo, lo que supone una décima menos que el nivel registrado en abril. Mientras tanto, se ha conocido también que el Producto Interior Bruto (PIB) de la zona euro registró en los tres primeros meses de 2011 un crecimiento del 0,8%, frente al 0,3% registrado en el último trimestre del año, según la segunda estimación de Eurostat, que confirmaba el dato adelantado publicado en el mes de mayo.