Se desconvoca la reunión semanal

Trabajo pide a Telefónica nueva documentación sobre el ERE

El Ministerio de Trabajo ha solicitado a Telefónica nueva documentación sobre el Expediente de Regulación de empleo (ERE) que propone la compañía para su plantilla en España, según CC OO.

En un comunicado, el sindicato Comisiones Obreras señala que, ante este requerimiento de Trabajo realizado por escrito, Telefónica ha decidido desconvocar la reunión prevista para el martes con los sindicatos así como el plazo de negociación hasta que sea entregada la nueva documentación.

CC OO recuerda su disconformidad con el Plan Social del ERE presentado la semana pasada por la compañía y que rebajaba el número de empleados que se podían acoger de 8.500 a 6.500, reducía la indemnización del 70% al 66% del salario para mayores de 53 años y disminuía la vigencia del ERE de 5 a 3 años.

El sindicato denuncia que este nuevo plan no se corresponde con la memoria entregada por lo que indica que el plazo de negociación no debe considerarse iniciado hasta que Telefónica no entregue una nueva documentación.

De la misma forma, señala que el Ministerio de Trabajo también ha requerido a la compañía nuevos documentos "entendiendo que los necesarios no están entregados".

CC OO considera imprescindible en el ERE de Telefónica que la empresa asuma la prestación por desempleo y que garantice sueldos del 70% para los que se acojan al plan.

Telefónica ha mostrado su intención de abonar la totalidad del paro que perciban los trabajadores en los primeros 24 meses, tras las fuertes presiones del Gobierno y de la opinión pública para que no cargue al Estado con ese coste, que oscilará entre los 250 y 450 millones de euros.

Sin embargo, CC OO explica que la pretensión de Telefónica no se ha hecho oficial, ya que en el plan se contempla que la empresa pague una cantidad adicional a la prestación por desempleo, que correría a cargo del Estado, hasta que se cubra el nivel salarial equivalente al 66% que planteó el martes la dirección.

El sindicato calcula un coste para la empresa por los 24 meses de desempleo de menos de 300 millones de euros, inferior a las estimaciones de Telefónica.