Banca Cívica apura los últimos pasos para su salida a Bolsa

Oficina de Banca Cívica
Oficina de Banca Cívica

El grupo Banca Cívica (integrado por Cajasol, Caja Navarra, Caja de Burgos y Cajacanarias) es uno de los que más adelantado lleva el proceso de salida a Bolsa. Los copresidentes de la entidad, Antonio Pulido (Cajasol) y Enrique Goñi (Can), realizaron una gira en marzo por varias ciudades de Estados Unidos para explicar las singularidades del modelo de negocio de la entidad. Ahora ultiman las conversaciones con la CNMV para que el supervisor de los mercados financieros apruebe el folleto que permitirá al grupo colocar hasta un 40% de su capital en el mercado bursátil. La entidad prevé destinar a dividendo un 30% de su beneficio.

Estas cuatro cajas, que ocupan la quinta posición del sector en cuanto al volumen de sus activos, lograron en 2010 un beneficio atribuido de unos 200 millones de euros, y cerraron el ejercicio con un ratio de morosidad del 4,7%, inferior a la media del sector, y un riesgo inmobiliario de los más bajos del sector. Gracias a la integración, Banca Cívica espera conseguir un volumen de sinergias anuales de 200 millones de euros, a lo largo de los próximos cuatro años. Estos ahorros de costes se conseguirán gracias a la complementariedad geográfica de la cuatro cajas que participan en la alianza. Con su salto al parqué, Banca Cívica espera alcanzar un ratio de capital principal del 10%, en la línea de las nuevas exigencias impuestas por el Gobierno y el Banco de España.

El grupo, que tiene un volumen de activos superior a 71.000 millones de euros, ha recibido un préstamo del FROB de 977 millones de euros, que espera devolver íntegramente antes de 2014. La entidad cuenta con comenzar a cotizar en el mes de julio, con lo que tendrá que competir con la salida a Bolsa de Bankia (liderada por Caja Madrid y Bancaja).