Telefónica vuelve a perder abonados en banda ancha y móvil

El ADSL se frena en seco

Malas noticias para el mercado de telecomunicaciones y también para Telefónica, que se instala en la pérdida de clientes de ADSL y móvil.

ADSL
ADSL

La Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) ha vuelto a dar malas noticias. Su resumen mensual del sector en el mes de abril ha disparado las alertas y lo ha hecho en varios frentes. El primero es el general, el de la industria en su conjunto. La banda ancha registra el menor crecimiento mensual de su historia; en telefonía móvil, cae el número de líneas, y persiste la sangría en telefonía fija.

Pero también hay malas noticias para operadoras concretas, con Telefónica a la cabeza. Los planes de choque de la compañía para contener la pérdida de clientes no han funcionado todavía y eso se constata en una caída de usuarios tanto en telefonía móvil como en banda ancha, donde cede más de 30.000 abonados de ADSL netos en el mes de abril.

Esta vez, ni siquiera la portabilidad ha dado tan buenas noticias como otras veces. En abril, el número de clientes de móvil que se han ido a otro operador manteniendo su número ha sido el más bajo desde junio del año pasado. También en fijo han sido menos de los habituales en los últimos cuatro meses, aunque la cifra es la sexta mejor de la historia.

Banda ancha

Se mire donde se mire en el informe de la CMT se constata que la crisis, la Semana Santa o el mal tiempo han convertido el mes de abril en uno de los peores que se recuerdan. En banda ancha no hay duda de que es el peor de la historia. Las altas suman solo 17.961, el incremento más bajo nunca registrado, incluso en meses muy malos para esta tecnología, como los de verano.

Y eso gracias a que existen ya las redes de fibra, aunque sean mínimas y limitadas, porque si no habría sido un auténtico descalabro. Las altas netas en ADSL se pueden contar casi con los dedos de las manos (metafóricamente hablando), porque son 1.170. El cable ha añadido 8.324 abonados y el FTTH (la fibra hasta el hogar), 8.467, con lo que se convierte en la principal impulsora del mercado.

Pero estas cifras no significan que les haya ido mal a todas las compañías. Telefónica sí ha tenido problemas. Pierde 31.770 clientes en el mes y 23.500 en el acumulado de los últimos tres meses.

Las operadoras de ADSL, en cambio, han vuelto a saltarse la crisis. Con Jazztel a la cabeza, el grupo compuesto por esta compañía Orange y Vodafone han captado más del 31% de las altas entre febrero y abril. Esto supone hacerse con un tercio de todos los clientes que se han apuntado nuevos a la banda ancha junto con los que han robado a otras compañías, sobre todo a Telefónica. Y ahí está la clave de que empresas como Jazztel, Orange y Vodafone no se estén viendo afectadas por la caída del crecimiento en banda ancha y el exmonopolio sí. Telefónica normalmente solo capta clientes que llegan por primera vez al mercado, mientras que pierde parte de los que ya están con ella. Sus rivales se nutren en buena medida de los usuarios que seducen de otras firmas y ese mercado sigue en buena forma.

Las operadoras de cable, por su parte, siguen en su línea de captar algunos clientes, pero menos de los que les corresponderían por su cuota de mercado. En tres meses, suman 10.200.

En total, hay 10,86 millones de líneas de banda ancha en España.

Telefonía móvil

El segmento celular de las telecomunicaciones tampoco se libró del tropezón en abril. El número de líneas se redujo en más de 70.000, impulsado por la caída en prepago. Por compañías, la peor parada fue Vodafone, que tiene ahora 131.000 usuarios menos que en enero, sobre todo debido a una limpieza de abonados de tarjeta inactivos. Movistar (la marca de Telefónica) pierde 41.500 en ese mismo periodo, mientras que Orange retrocede 23.000. Como siempre, ganan Yoigo y, sobre todo, los operadores móviles virtuales.