Espirito Santo, Popular, Bankia, Unnim e Ibercaja lanzan nuevos productos

La guerra de los depósitos se perpetúa con ofertas que rozan el 5%

No hay marcha atrás, la ley que penalizará los depósitos de alta rentabilidad ya se ha aprobado. El Banco de España y el propio sector admiten que la guerra de captación de pasivo tiene un efecto pernicioso en las cuentas de resultados de la banca. Pero hay entidades que apenas disponen de alternativa, ya que tienen vedado el acceso al mercado mayorista.

El caso es que, en los últimos tiempos, la batalla por la liquidez no solo no se ha moderado, sino que se ha endurecido de forma notable. Esta semana, Espirito Santo, Banco Popular, Bankia, Unnim e Ibercaja han lanzado o renovado ofertas que se aproximan al 5% anual. Los deseos de que ceda la guerra han caído de momento en saco roto.

Popular ha sacado un depósito a 24 meses al 4,4% TAE. Un portavoz de la entidad explica que esta imposición no es de las genéricas, sino que debe negociarse en las oficinas. Espirito Santo ha comenzado a comercializar el Depósito Cristiano Ronaldo a 24 meses, que paga un 4,8% TAE y supone la mejor rentabilidad a plazo fijo, según el portal especializado en finanzas personales Helpmycash.com.

Bankia, por su parte, ha renovado su depósito a 36 meses al 4,49% TAE por un plazo ilimitado y Unnim ofrece un depósito al 4,54% a 12 meses, con una inversión mínima, eso sí, de 50.000 euros. La buena noticia es que la mayoría de estos depósitos, aunque sí piden dinero nuevo, exigen vinculaciones mínimas.

Ibercaja también se adentra en la batalla, pero con una estrategia diferente. Ha dejado de ofertar su depósito especial a tres años al 4,66% pero a cambio plantea un depósito al 4,56% TAE a 12 meses. La diferencia respecto a sus rivales es que la entidad aragonesa exige domiciliar la nómina para llegar al tope de rentabilidad.

Penalización aprobada

La tasa a los súper depósitos ya se ha aprobado y entrará en vigor al mes de que la norma se publique en el BOE, previsiblemente a lo largo de la próxima semana. Serán penalizados los depósitos a más de tres meses pero a menos de un año que paguen un rendimiento anual superior al euríbor medio a seis meses más 150 puntos básicos (actualmente el límite estaría situado en el 3,214%). Los de igual o más de un año que abonen el euríbor medio a 12 meses más 100 puntos básicos (ahora, equivaldría a un 3,137%) Los de tres meses o menos que paguen el euríbor medio a tres meses más 150 puntos básicos (2,934%). Y, por último, las cuentas que paguen más del euríbor medio a un mes más 100 puntos básicos (2,223%).

La medida no es una mera advertencia al sector, supone una auténtica intervención en el mercado. Cuando se rebasen los límites, las entidades quintuplicarán su aportación al fondo de garantía de depósitos. La diferencia entre amoldarse o no a los límites oscila entre pagar el 0,06% y el 0,5% del importe de la liquidez. Por ejemplo, un depósito a más de un año al 3,2% tendría un coste adicional del 0,5% para una caja de ahorros. Si pagara un 3,1%, el coste adicional sería del 0,1%.

Entidades hasta ahora fuera de la disputa

En los últimos tiempos, entidades que hasta el momento se habían mantenido al margen de la batalla de la alta rentabilidad se han lanzado ahora al ruedo. Unicaja ofrece entre el 4,04% TAE y el 4,51% en plazos que van desde los 18 a los 36 meses. La caja andaluza, con un core capital muy elevado, por encima del 13%, es una de las con acceso a los mercados mayoristas.

Igualmente, La Caixa, también bastante alejada de la guerra del pasivo, llega a ofrecer hasta un 4% TAE en plazos a 12 meses para un mínimo de 20.000 euros. Es un producto, como el de Popular, que requiere negociar diramente con la oficina, pues no se ofrece de manera estándar. La caja de ahorros barcelonesa tiene capacidad también de realizar colocaciones en el mercado mayorista.