Radiofrecuencias cancerígenas

Nokia dice que sus móviles cumplen con los estándares sanitarios

Nokia Oyj ha salido al paso de las advertencias de la OMS. Sus teléfonos móviles cumplen con todas las medidas internacionales establecidas por las autoridades sanitarias, según la compañía finlandesa.

"Es importante aclarar que la Agencia Internacional de Investigación del Cáncer (IARC) no ha clasificado la radiofrecuencia electromagnética ni directa ni remotamente como cancerígena", han resaltado desde Nokia a través de un comunicado vía email. "La IARC solo ha concluido que, basándose en pruebas muy limitadas, hay una cierta probabilidad de que pudiera incrementar el riesgo de cáncer", han añadido.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) y la IARC vincularon ayer el uso de teléfonos móviles con un "posible" riesgo de cáncer cerebral en seres humanos. Aunque no cuantificó el riesgo, el grupo de trabajo OMS-IARC se refirió a que un estudio, con datos hasta 2004, detectó un incremento del 40% en el riesgo de gliomas entre los usuarios más frecuentes de móvil, es decir, los que los empleaban de media treinta minutos al día en un período de diez años.

El científico del IARC, Robert Baan, ha incidido en la cuestión: "La exposición a campos electromagnéticos de teléfonos móviles es mayor que la de torres eléctricas o antenas de telefonía móvil". Los campos son "posiblemente" cancerígenos, al igual que el cloroformon o trabajar de bombero, ha añadido.

Nokia ha dicho que "los resultados de muchas estudios de expertos autorizados e independientes han concluido que los teléfonos móviles que cumplen con los estándares de salud no suponen ningún riesgo a la salud", afirman desde Nokia.