Paraísos fiscales. Muchos países han eludido las exigencias de transparencia fiscal

"El 60% de la actividad que se produce en los paraísos fiscales no viene de redes criminales, sino de multinacionales y entidades financieras", expone José Luis Escario, economista de la Fundación Alternativas. Según explica, estas plazas mueven entre 9,2 y 11,5 billones de dólares, fundamentalmente de grandes empresas "que aprovechan las lagunas legales" para pagar menos impuestos. Una posibilidad reservada para los más grandes. "Las pymes no pueden tener filiales en Luxemburgo", ilustra Escario. Y el fenómeno no es ajeno a España. Según un estudio del Observatorio de Responsabilidad Social Corporativa, el 80% de las empresas del Ibex opera en paraísos fiscales. "La crisis dio lugar a que la OCDE publicara una lista negra de paraísos fiscales", relata Escario. "Pero la exigencia para salir era que firmaran acuerdos de transparencia informativa con 12 países. Un criterio débil, que eludieron firmando pactos con otros paraísos fiscales. El control debe ser multilateral y más exhaustivo. Y hay que exigir más transparencia a las multinacionales, ver sus cuentas país a país", asume el economista.