Caixabank toma la delantera y se estrena el 1 de julio

Caixabank, el negocio bancario de La Caixa, se convertirá en un nuevo inquilino de la Bolsa española a partir del 1 de julio. La entidad, resultado de la reorganización realizada por el grupo La Caixa, ha tomado la delantera en el sector financiero y pese a no tener un déficit de capital para cumplir con las exigencias del Banco de España, aprovechará la ficha bancaria de Criteria para iniciar así su andadura bursátil.

Caixabank lo tendrá más fácil pues cuenta con la ventaja de evitarse los engorrosos trámites de una OPV. Los actuales accionistas de Criteria pasarán a ser accionistas de Caixabank y como parte de la transformación del grupo la entidad recurrirá a una emisión de bonos convertibles por 1.500 millones de euros que le permitirá ampliar la base de inversores.

La Caixa inició la emisión el pasado lunes y el periodo de suscripción está abierto hasta el próximo 3 de junio. Los convertibles rentarán un interés anual del 7%. La mitad vencerá en diciembre de 2012 y el resto se transformará en acciones en diciembre de 2013.

Los expertos recuerdan que pese al elevado cupón estos bonos acarrean los riesgos de una acción.