Existen pruebas "suficientemente sólidas"

DSK, acusado formalmente por abusos sexuales e intento de violación

El exdirector gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI) ha sido acusado formalmente por un gran jurado de dos de los cargos presentados por la Fiscalía de Nueva York: abusos sexuales e intento de violación de una mujer de 32 años.

La Fiscalía de Nueva York señaló al Tribunal, que preside el juez Michael Obuss que las pruebas en su posesión son "suficientemente sólidas" como para proceder a su acusación formal, además de señalar que "los cargos en su contra son muy graves", afirmó el fiscal John McConnell.

Strauss-Kahn, llamado también DSK por la prensa, fue acusado el lunes por la Fiscalía de Nueva York de siete cargos por diversas acusaciones de abusos sexuales e intento de violación de una empleada del hotel en que se alojaba y a la que habría asaltado cuando entró en la habitación para hacer limpieza.

Cuando William Taylor, uno de los abogados del acusado pidió que se le concediera la libertad bajo fianza de un millón de dólares (casi 700.000 euros), el fiscal se opuso y argumentó que el acusado podría escapar a la Justicia estadounidense.

DSK "tiene la posición y los medios para viajar y vivir una vida de paz o confort en lugares del mundo que quedan muy lejos de esta jurisdicción", dijo el fiscal.

Agregó que el político y economista socialista francés, de 62 años, "tiene los contactos políticos y los medios económicos para poder salir de esta jurisdicción. Cuenta con una red completa de contactos internacionales alrededor del mundo".

La defensa del ya ex dirigente del FMI, liderada por el letrado Benjamin Brafman, cuestionó la acusación de la Fiscalía de Nueva York y Taylor añadió que "hay una acusación formal y dicen que los cargos son claros, aunque no los hemos visto".

Agregó también que su cliente, que apareció vestido con traje y camisa claros, afeitado y con buen aspecto, tiene "un único interés (que) es limpiar su nombre".

"Este hombre tiene derecho a ser puesto en libertad", dijo el defensor de Strauss-Kahn, que propuso también que cumpla arresto domiciliario en un apartamento que ya ha alquilado su esposa, la periodista franco-estadounidense Anne Sinclair en Manhattan.

En la sala del tribunal Anne Sinclair, llegada desde París, daba la mano a una de las hijas de él, Camille, que asiste al juicio con su esposo, y todos estaban visiblemente afectados por este mediático caso que ha reunido dentro y fuera del edificio a centenares de periodistas, cámaras de televisión y fotógrafos de todo el mundo.

Sobre la posibilidad aludida por la Fiscalía de que Strauss-Kahn huya de Estados Unidos, un país con el que Francia no tiene tratado de extradición, Taylor indicó que su cliente "no querría huir del país y quedar ante los ojos de todos como un agresor sexual, porque no lo es".

DSK, que fue detenido el sábado en el aeropuerto neoyorquino John F. Kennedy cuando se encontraba en un avión a punto de salir con destino a París, ha acordado asimismo entregar sus documentos de viaje de Naciones Unidas para que las autoridades se aseguren de que no puede abandonar el país.

La petición de la defensa para lograr su salida en libertad bajo fianza incluye numerosos aspectos que no se contemplaron el lunes cuando una jueza neoyorquina negó esa posibilidad después de ser imputado de siete cargos por abuso sexual e intento de violación que conllevan penas de 3 a 25 años de cárcel cada uno de ellos y según su categoría.

Al término de esta primera ronda de intervenciones de la Fiscalía y la defensa de Strauss-Kahn, el juez ordenó un receso para determinar si prosiguen con el caso en las próximas horas.