EDITORIAL

La industria del PC precisa ideas

La industria de los ordenadores personales pasa por horas bajas. Pero según para quién. Porque los datos sobre la evolución del mercado que ofrecen los grandes fabricantes reproducen con exactitud los correspondientes a un cambio de modelo de negocio y, sin embargo, Apple, con sus Mac, crece y ha entrado en el ranking de los cinco mayores de Europa. Y esto ocurre mientras en el mercado de Europa Occidental se da entre enero y marzo una caída media del 18%, que se hunde hasta el 25% en el segmento privado. Son síntomas más graves que los achacables a la crisis económica, y la prueba está en que el mercado en países como Alemania, que la ha dejado atrás y donde el consumo ya tira con fuerza, ha presentado en el primer trimestre los peores datos desde 2001.

La mala campaña navideña ha dejado un exceso de stock al que la industria no ha podido dar salida. Pero el problema es más grave, porque además los consumidores empiezan a reorientar sus decisiones de compra hacia nuevos dispositivos, principalmente los tablets. Un campo en el que también manda Apple. Todo indica que, salvo en contadísimas excepciones, la industria se tiene que reinventar. Y por si faltaban argumentos, el líder HP dio ayer uno definitivo: anunció que no va a cumplir sus previsiones de ventas durante este ejercicio.