Análisis técnico

Euro Stoxx: Message in a bottle

Como en aquella legendaria canción del grupo "The Police" que cantaba Sting allá por los años 80, el Euro Stoxx nos envió la semana pasada un "Mensaje en una botella" en velas semanales.

Mensaje en una botella del Euro Stoxx
Mensaje en una botella del Euro Stoxx

Traducida la letra de la canción decía, "Rescátenme antes de caer en la desesperación, voy a enviar un S.O.S. al mundo, espero que alguien reciba mi... Mensaje en una botella". Pareciera que la canción del grupo británico la compusieron a propósito para estos tiempos que vivimos en Europa desde el año 2010 con la crisis griega y posteriormente la de Irlanda y Portugal, ¿se me olvida España?. Este mensaje lo reflejó claramente el selectivo europeo la semana pasada pero antes de leerlo veamos la película de lo acontecido.

El Ibex durante un par de días se disfrazó de "Ángel Exterminador" y por un momento proyectó la intención de acabar de una vez por todas con cuantos bajistas visitaran su mansión, sacando a escena un martillo alcista de película a cierre del jueves. Al día siguiente, a media proyección nos dimos cuenta de que era sólo eso, una película. Al salir de la sesión nos dimos cuenta que la realidad era otra, la de los últimos tiempos, un índice débil perdido en "El triángulo de las Bermudas".

En Wall Street la semana vimos un film que ya es todo un clásico, "Fort Apache". Solos en un puesto militar avanzado en la frontera luchando contra los bajistas mescaleros aguantan con heroísmo todo tipo de ataques. Hay que decir que el S&P 500 está en zona clavicular muy importante, cedió los 1.340 y terminó la semana en los 1.337. Aunque pueda ser más anecdótico que otra cosa por la falta de confirmación de sus compañeras de parqué, conviene estrechar la vigilancia sobre él. Si perdiera esta semana los 1.330/25 puntos se encenderían todas las alarmas, fracaso en zona clavicular, techo temporal, resultado impulso bajista. Dow Jones y Nasdaq100 siguen resistiendo en la frontera clavicular de sus HCH invertidos pero no sabemos por cuanto tiempo, el Composite lucha denodadamente por romper definitivamente su gran resistencia.

IBEX 35 6.796,90 -1,40%
EUROSTOXX 50 3.105,25 -2,93%
FTSE 5.792,01 -1,16%

Europa

Pero es el Euro Stoxx quien nos ofreció el guión más inquietante con "Encadenados", mostrándonos que el enemigo en forma de deuda esta todavía ahí y nos puede arrastrar a todos. Un preocupante mensaje enviado a cierre semanal que desciframos gracias a los gráficos. Es sólo eso, un mensaje, que en las próxima sesiones podrá o no cumplirse, pero escuchando esos mensajes podremos estar preparados para pasar de una lado a otro de la balanza, proteger nuestro capital y aprovechar los grandes impulsos que puedan llegar, ya sean hacia arriba o hacia abajo. Un trader no debería ser alcista ni bajista, simplemente compañero de la tendencia. Pasemos a verlo.

Los mínimos de la última vela semanal acaban por debajo de los mínimos de la anterior y forman una pauta dual de velas bajistas que nos avisa de un ataque inminente de los osos. Al mismo tiempo cae por debajo de la cabeza del martillo de larga sombra que nos dejó la vela de hace cuatro semanas (16 de abril). Esto también nos augura la posible caída hasta los 2.833 puntos (parte inferior de la sombra del martillo) si antes no dibuja una vela semanal de giro. Y lo que es peor, de irse al entorno de los 2.800 puntos se encontraría con la directriz alcista del medio plazo. La esperanza es que en esa zona trazara otro martillo de larga sombra como viene haciendo durante toda la directriz. Por si fuera poca leña en el fuego, en el horizonte empieza a aparecer el eterno enemigo de los alcistas, un HCH. Todo un desafío para el índice europeo esta semana.

Si estos mensajes sobre el gráfico europeo se cumplen, mucho tendría que trabajar el Ibex para no perder el soporte de los 10.289 puntos. Su rotura vimos la semana pasada que podría activar otra temible figura bajista, el doble techo y esta a su vez acercar al selectivo español hacia el vértice de "La delgada linea roja". Los bajistas van ganando terreno batalla a batalla, sesión a sesión y aunque aún no están en peligro las grandes tendencias del resto de índices, en el español el precipicio está más cercano. También hay que destacar la falta de ímpetu del Footsie100 para romper la clavicular de su HCH invertido, si perdiera los 5.860 puntos confirmaría un techo temporal en esa clavicular y tocaría visitar los 5.600 puntos. Otra prueba más de la debilidad general que se empieza a detectar en la mayoría de los índices para seguir avanzando.

Todas las grandes correcciones empiezan a gestarse de la misma manera, en el corto plazo y en las alturas, cuando definitivamente las confirmen quizás ya sea demasiado tarde porque será mucho más abajo. No hagamos oídos sordos al "Message in a a bottle". Mi maestro me enseñó una lección que ningún buscador de tendencias debe olvidar nunca, en los mercados más importante que ganar dinero es no perderlo.

Fallo en el indicador Momentum

El análisis técnico dispone de unos indicadores y osciladores que nos ayudan a detectar los futuros movimientos de las velas; MACD, RSI, Medias móviles, Estocástico entre otros. Estos indicadores funcionan de manera similar en su gran mayoría y cada uno nos informa de alguna característica del movimiento. Hoy les hablamos del Momentum que pueden ver debajo del chart.

Indica el momento por el que pasan la tendencia, puede ser un momento alcista o momento bajista, incluso de momento lateral. Funciona de la siguiente manera, en la parte central hay una línea fija (señala siempre cero), hay también una línea variable que marca el momento y que se mueve hacia arriba o hacia abajo acompañando o no el movimiento de las velas. Si esta línea está por encima de la fija el momento será alcista, si está por debajo bajista y el centro marcaría momento lateral.

En el Euro Stoxx hemos detectado que la línea del indicador cae por debajo de la línea fija central y marca número negativo, además en el último máximo del selectivo europeo que supera al anterior, el indicador no acompaña el movimiento hacia arriba con su línea variable, todo lo contrario fracasa y cae estrepitosamente mientras las velas suben (1 y 2 en color rojo). Ahí tenemos el fallo que nos puede indicar que la última subida es poco fiable, le falta momento alcista.