Análisis técnico

El futuro del dólar está en juego

Momento decisivo en las divisas, el billete de verde asestó un duro golpe la semana pasada al euro. Analizamos que sucederá.

Tensión en el EuroDólar
Tensión en el Euro/Dólar

Como en el caso de las materias primas, el euro-dólar mantiene una más que interesante pugna desde la semana pasada. Desde el 1,49 al 1,42 dólares por euro en tan solo siete días, la envolvente es poderosa y habrá despertado el interés de gran parte de los inversores en divisas, que son muchos. El mercado de los billetes es el más extenso del mundo y el que más dinero mueve. ¿Seguirá subiendo el euro o despierta ya dólar?. Como siempre la respuesta la dan... los gráficos. Adelante.

Pasemos al chart del largo plazo con velas mensuales para situarnos en la escena que están proyectando. Desde 2001 el euro mantiene una tendencia alcista clara. En nuestro mejor recuento vemos un primer impulso de largo plazo completa con las ondas uno y dos (i,ii blanco) desde los 0,88 dólares por euro hasta los 1,37 en 2005, desde allí corrige hasta los 1,17 a finales del mismo 2005.

Empieza una nueva onda en 2008 que le lleva a tocar los 1,60 donde tiene sus máximos y su gran corrección en A,B,C en forma de bandera (color verde) que inicia ese mismo año y acaba a mediados de 2010, le hace retroceder hasta los 1.19 dólares por euro. Después llega el último impulso que le ha llevado a los 1.49 de hace una semana, donde comienza la corrección.

EUR x USD 1,1021 0,136%

Fibonacci

Hay recuentos alternativos en el gráfico por lo que no es del todo fiable. Usamos entonces el chartismo como mejor fórmula para leer el gráfico y nos valemos de los retrocesos de Fibonacci, nos da unas pautas de caída para situarnos mejor sobre el gráfico.

Las correcciones serán del 38,2% o del 50% de la subida previa, que pudiera ser corregida de manera natural. Si la caída es mayor del 50% de la subida previa sería señal de debilidad y el siguiente escalón estaría en el 61,80% de la subida previa. En caso de perder ese nivel caería con bastante probabilidad hasta el inicio del impulso.

Pues bien, en todo el impulso que vemos desde 2001, termina justo corrigiendo el 50% de la subida, situado en los 1,22 dólares, zona de cierre mensual de la C (amarilla) del año 2010. Nada que objetar a la subida del largo plazo. Se detuvo donde tenía que detenerse.

En el gráfico podemos trazar la directriz principal que junta los mínimos del 2001 con los mínimos de 2010 (blanca) y una bandera correctiva en 2008. Posteriormente en 2009 hace de resistencia en el impulso alcista de la onda B (amarilla) a la altura de los 1,51 dólares por euro.

Vemos que en 2011 consigue romper la directriz alcista de la bandera (verde) y consigue alcanzar los 1,49, zona donde corrige la semana pasada y se va hasta los 1,42 para pararse de nuevo sobre la directriz de la bandera (verde). Zona de máxima importancia técnica.

Estrategias

Si vuelve a entrar con claridad dentro del canal correctivo seria una mala señal para el euro. Podríamos esperarle en los 1,37 dólares y si cierra por debajo tendríamos una posible operativa a la baja, que podría llevarle hasta los 1,29 dólares por euro en un primer impulso bajista y tras pasar por un rebote llevarle a los 1,22 dólares. Si consiguiera salir otra vez del canal de la bandera y superar los 1,40 a cierre tendríamos que cerrar la posición. El trade no habría fallado. El porque de abrir por debajo de los 1,37 dólares lo tiene en los máximos de finales del 2004, zona de fuerte soporte en el largo plazo.

Si una vez llegado a los 1,37 dólares por euro rebotara con fuerza podríamos abrir largos cuando superara los 1,40 dólares, esperando una nueva subida hacia los 1,51 dólares por euros y confiando en su superación para llegar después a los 1,60 máximos históricos. Igualmente el trade fallaría si volviera a perder los 1,37 donde a cierre deberíamos cerrar posiciones.

Si en algún momento cerrara por debajo de los 1,19 dólares por euro tendríamos a la divisa europea en un mercado bajista por muchos años, pudiendo llegar hasta los 1,13 dólares y de perderlos podría irse al inicio del impulso en los 0,88. Pero para eso tendrían que pasar entre 5 a 10 años. De ahí la importancia de la situación actual. Tres máximos y mínimos decrececientes en el largo plazo nos señalarían mercado bajista. La respuesta no se hará esperar mucho.