Negativa del ministro de Finanzas

Reino Unido se planta ante un nuevo rescate a Grecia

El ministro británico de Finanzas, George Osborne, dijo hoy que su Gobierno no quiere participar en un "segundo rescate" de Grecia.

En una entrevista con la emisora BBC, el político tory afirmó que si participa en el rescate de Portugal acordado por la UE y el Fondo Monetario Internacional es "a regañadientes".

"Yo no firmé eso. Lo firmó mi predecesor", señaló Osborne para explicar las resistencias de su Gobierno.

Fue su antecesor, el laborista Alistair Darling, quien dio su acuerdo a las medidas de rescate para Portugal en días siguientes a las elecciones generales del año pasado en el Reino Unido.

"No nos veo firmando un cheque directamente del contribuyente británico al griego o el portugués. Irlanda fue un caso especial", dijo Osborne.

El político británico dijo que el hecho de que Grecia no pudiera acceder a los mercados internacionales de la deuda representaba un problema, pero dijo no considerar "inevitable" la quiebra del país.

"Creo que tendremos que mirar el paquete (de medidas) griego y ver qué podemos hacer para superar el próximo año, lo cual podría requerir ayuda adicional de la zona del euro, por ejemplo", agregó Osborne.

"Los mercados ven con escepticismo lo que ocurre y sospecho que voy a tener que dedicar buena parte de mi tiempo durante las dos próximas semanas a reuniones con otros ministros de Finanzas europeos para ver cómo podemos ayudar a los griegos", explicó.