La operadora recupera parte del brillo perdido en el parqué

Jazztel celebra sus resultados con máximos de cuatro años en Bolsa

Después de cuatro años duros, Jazztel está empezando a recuperarse en Bolsa al calor de sus resultados, que muestran crecimiento en clientes y rentabilidad. ¿Será capaz de mantenerlo?

El presidente de Jazztel, Leopoldo Fernández Pujals
El presidente de Jazztel, Leopoldo Fernández Pujals

La travesía ha sido complicada para Jazztel. Valor estrella cuando ni siquiera cotizaba en España (allá por el siglo pasado, cuando la CNMV puso peros a la compañía para salir al parqué nacional y se fue a Estados Unidos) y estrellado con la explosión de la burbuja tecnológica, que llevó al valor desde máximos de 180 euros por acción a mínimos de 1,44 euros en los peores momentos de 2003.

La entrada en el capital de Leopoldo Fernández Pujals volvió a dar alas a la cotización. Subidas del 112% en 2004 y todavía más en 2005, cuando se rozaron los 13 euros. A partir de ahí vino la caída. Los ejercicios de 2006 y 2007 fueron de pinchazo total; esta vez no de una burbuja general, sino de las expectativas creadas con la entrada del empresario cubano en el capital.

Los años de incumplimientos

Los planes de negocio anunciados por Pujals se incumplieron una y otra vez y los inversores dieron la espalda al valor. Las cuentas empezaron a cuadrar a partir de 2008, con un cambio de estrategia y tras la llegada de un nuevo consejero delegado, José Miguel García.

Pero la Bolsa siguió desconfiando. Los mínimos llegaron en 2009. Jazztel todavía no había hecho el contrasplit y los céntimos parecían evaporarse. Entonces llegó la operación que dejó a la operadora prácticamente sin deuda, los resultados siguieron cuadrando, Jazztel empezó a captar más clientes de ADSL que Telefónica y el Ebitda comenzaba a responder.

El regreso al valor

Los inversores fueron volviendo poco a poco. Primero los particulares y luego algunos inversores institucionales. En 2009 y 2010 la operadora superó las previsiones de su plan de negocio, las financieras y las operativas. El año 2011 ha comenzado de la misma manera. Jazztel ha ganado en un trimestre casi lo mismo que en todo 2010, sigue captando clientes a buen ritmo (65.300 abonados de ADSL en tres meses, hasta superar los 930.000), los ingresos aumentan a una tasa del 28% y la generación de caja se ha disparado, según los resultados de la operadora publicados ayer.

Los inversores no lo han pasado por alto. Esta semana, la anticipación ante la presentación de los resultados trimestrales ha llevado a la operadora a superar los cuatro euros por acción y en estos momentos se encuentra en sus máximos de casi cuatro años, desde mediados de 2007. En lo que va de ejercicio, la subida ronda el 18%, que se une al 33% de revalorización el año pasado y al 105% del anterior.

"Tanto los ingresos como el Ebitda y el Ebit han ido mejorando progresiva e ininterrumpidamente en cada trimestre durante los tres últimos años", decía esta mañana un análisis de Ahorro Corporación. "Las cifras confirman el positivo momento de resultados de Jazztel y conceden visibilidad a la guía de 2011, con sólido ritmo de captación y mejora operativa. Ajustaremos estimaciones al alza, reiteramos comprar, crecimiento por encima del sector, apalancamiento operativo, situación financiera saneada y atractivo de M&A [posible objetivo de adquisiciones o fusiones]", señalaba a su vez Caja Madrid Bolsa.

¿Es sostenible?

La pregunta que queda en el aire es si este comportamiento es sostenible. El mercado de banda ancha está mostrando signos de debilidad, con poco más de 113.500 altas entre enero y febrero. Además, por ahora Jazztel se ha mantenido fuera de las inversiones en la red de fibra, en las que deben hacerse para llegar con esta tecnología hasta el hogar de los clientes, lo que puede penalizar a la compañía si Telefónica u otra de sus rivales deciden apostar fuerte por este modelo de competencia.

Los analistas tienen claro que, al menos para lo que queda de año, la fortaleza financiera de Jazztel va a continuar. "Mantenemos nuestra visión positiva sobre el valor y no vemos mayores complicaciones para alcanzar los objetivos de 2011; de hecho, creemos que se superarán en Ebitda y neto. Subimos nuestro precio objetivo a 4,80 euros (+12% desde 4,30 euros anterior)", recalca Ahorro Corporación.

Y tampoco conceden demasiada importancia a la amenaza de la fibra. BBVA alude expresamente a este problema: "Puesto que Telefónica no anunció un plan específico de despliegue agresivo, creemos que tendría que haber una renovada confianza en el atractivo de Jazztel y en su propuesta de crecimiento".

Por último, la operadora siempre ha argumentado que su caladero de clientes no está en las nuevas altas, sino en el robo, en la captación de usuarios de otras compañías. Y todo apunta a que ese nicho todavía tiene recorrido.