Asume un pasivo de 151 millones frente a un activo de 54

Dhul desvela un desfase patrimonial de 96,8 millones

Las cuentas de Dhul, una de las empresas de la familia Ruiz-Mateos en concurso de acreedores, desvelan un pasivo de más de 150 millones de euros frente a un activo de 54. Dentro de este desfase patrimonial se incluyen más de siete millones que adeuda a los inversores de pagarés.

Dhul acumula un pasivo de 150,8 millones de euros frente a un activo de 54,06 millones, por lo que afronta un agujero patrimonial de 96,8 millones, según la documentación presentada por la empresa ante el Juzgado de lo Mercantil número 1 de Granada y recogida por Iure Abogados.

Los principales acreedores de la compañía propiedad de la familia Ruiz-Mateos son las entidades financieras, a las que debe 77 millones de euros, seguidas de los proveedores (52,5 millones de euros), las Administraciones públicas como la Seguridad Social (9,8 millones de euros) y los suscriptores de pagarés (7,1 millones de euros).

Además, Dhul tiene contratos de leasing por valor de 2,8 millones de euros y debe 1,6 millones de euros a sus 420 trabajadores.

El activo contabilizado por la compañía corresponde al valor contable de los ocho inmuebles de las delegaciones que la compañía tiene en Valencia, Málaga, Alicante, Madrid, Sevilla, Jaén y de la central de Granada.

Junto a estos datos, la compañía alimentaria anunció la presentación de un convenio de acreedores que contempla el pago a los acreedores en un periodo de cinco años, según informa el despacho de abogados. Por otro lado, los acreedores aún tienen hasta el próximo 30 de abril para comunicar sus créditos al juzgado para la elaboración del informe patrimonial definitivo por parte de la administración concursal, por lo que las cifras presentadas por la compañía podrían variar.

Nueva Rumasa anunció el viernes que José María Ruiz-Mateos tiene intención de anunciar en mayo una propuesta a los inversores de pagarés con objeto de dar solución a la situación actual. "Moralmente no puedo defraudar ni traicionar la confianza que han depositado en mi persona a través del Grupo empresarial que represento por lo que les pido calma y sosiego ya que el próximo mes de mayo les anuncio que habrá soluciones concretas que esperamos sean de su plena satisfacción", asegura el empresario a través de un comunicado.

Crisis por la caída de ventas y trabas de la banca

Dhul es la primera empresa del conglomerado Nueva Rumasa que desvela ante un Juzgado Mercantil la salud de su balance. La familia Ruiz-Mateos argumenta en la documentación presentada que su situación de insolvencia se debe, entre otros factores, al encarecimiento de las materias primas, la reducción de sus ventas y de sus márgenes operativos, así como los problemas para conseguir financiación bancaria, ya que las entidades fueron reacias a refinanciar la deuda de la sociedad. Según lo comunicado por Dhul al Juzgado Mercantil de Granada, se ha enfrentado al vencimiento anticipado de los préstamos bancarios por incumplimiento de los plazos, la imposibilidad de realizar operaciones destinadas a la entrada de capital y ha tenido que hacer frente a embargos dictados a instancias de la Seguridad Social por las deudas contraídas.