El Ibex cierra plano

Alierta deja al Ibex empatar el partido

El Ibex cierra plano tras una animada sesión en la que el anuncio de la congelación del dividendo por parte de Telefónica ha centrado la atención de los operadores.

El dividendo se refuerza en el Ibex 35 pese a la crisis
El dividendo se refuerza en el Ibex 35 pese a la crisis

Alierta ha trastocado hoy los planes del Ibex. La apertura hacía prever una mañana tranquila en la que la inercia de los buenos resultados empresariales aupaba a los principales parqués europeos al verde. Sin embargo, el famoso Día del Inversor de Telefónica lo ha cambiado todo.

Momentos antes de inicio de la convención, la teleco ha anunciado que a partir de 2012 congelará el dividendo. La compañía española ha decidido suspender la estrategia de incremento constante de la retribución al accionista que ha seguido en los últimos años y a los operadores les ha costado digerirlo, aunque al final lo han conseguido. Los títulos de la compañía han minorado los daños y han permitido al Ibex cerrar plano (+0,01%) manteniéndose así en los 10.786 puntos.

En Europa el día ha sido más tranquilo. La mayoría de plazas ha optado por las compras impulsado por un buen Wall Street que ha celebrado moderadamente los satisfactorios resultados de JP Morgan. Con la calma por bandera, París ha cerrado con un alza del 1% mientras Londres subía el 0.9% y Francfort se ponía a la cabeza del viejo continente con una subida del 1,28%.

TELEFÓNICA 4,29 -1,47%
IBEX 35 8.467,70 -0,52%

En el marco de deuda soberana las cosas siguen parecidas para España. El anuncio de que China quiere invertir cerca de 9.000 millones de euros entre cajas y bonos españoles no parece haber alterado mucho al mercado. La rentabilidad exigida a la deuda europea ha aumentado durante toda la jornada, especialmente para los países periféricos. Esto ha provocado un incremento del diferencial de la deuda española a diez años con el bono alemán que se sitúa en los 180 puntos.

Mientras tanto, el petróleo parece algo más relajado con el barril cotizando en los 122 dólares. Aunque la situación puede dar un vuelco en cualquier momento con el mercado de futuros pronosticando nuevas subidas. Los inversores están atentos al punto muerto del conflicto en Libia y la fuerte caída de reservas de gasolina en EEUU de cara a la temporada alta de demanda, todo ello con algunas agencias internacionales advierten de que los precios elevados podrían erosionar la demanda.

El Ibex, la mejor Bolsa de 2011

A pesar del revuelo vivido en el día de hoy, el Ibex sigue manteniéndose como la mejor Bolsa de 2011. Ni Wall Street, ni Francfort, ni Londres. Por muy increíble que parezca, el país del 20% de paro, del bajo crecimiento y que aparece en muchas apuestas como el siguiente en ser rescatado, tiene la bolsa más rentable del año. Durante estos escasos cuatro meses el selectivo español ha subido un 9,4%, unas ganancias que duplican el 3,82% de la renta variable germana y casi cuatro puntos superior al 5,99% que ha cosechado el parqué neoyorkino. Una situación que ha provocado el renacimiento de varios valores.

Si hubiese que destacar a alguna empresa entre las 35 que conforman el Ibex, esta sería Sacyr Vallehermoso. El grupo constructor ha reforzado su capital con dos ampliaciones cerradas con éxito, una buena emisión de bonos convertibles y la refinanciación de su deuda. Todo ello ha provocado un aumento del 100% de su valor, estableciéndose en niveles que no se veían desde noviembre de 2009. A pesar de ello, los analistas no se fían mucho. El precio objetivo medio que se recomienda ha sido superado y todos pronostican nuevas caídas. Aunque si Repsol, de la que poseen un 20%, sigue incrementando sus márgenes debido al encarecimiento del petróleo la burbuja podría seguir hinchándose por un tiempo. Lo que nadie se atreve a pronosticar es durante cuanto.

Otra compañía que ha subido de forma importante es Mapfre. La aseguradora se ha beneficiado de la recuperación del riesgo soberano además de a una acertada política de diversificación, unas medidas que se han visto premiados con un calentamiento de su cotización cercano superior al 30%. Este aumento es similar al disfrutado por Bolsa y Mercados Españoles (BME). La compañía bursátil se ha beneficiado de los movimientos corporativos del sector y de la posibilidad de que el índice de Francfort se interesase por la misma. Sin embargo, la liberalización del sector en España no hace prever más mejoras.

Cuando se habla de valores interesantes, los analistas prefieren no hablar de compañías que han crecido mucho en el año. La sensación es que la mejora de la situación de España en los mercados está beneficiando a la renta variable que fue duramente castigada durante 2010 y que los valores que sobresalen demasiado pueden acabar por pinchar. Cuando se pronuncia la palabra oportunidades lo que sale siempre es energías renovables e infraestructuras. Por tanto Acciona, Ferrovial o OHL pueden ser aquellas empresas que empiecen a protagonizar una nueva tendencia alcista. Veremos si son ellos los que conducen al Ibex a los 11.000 o 12.000 que ya se empiezan a pronosticar.