El barril de Brent alcanzó ayer los 122,5 dólares

El alza del petróleo da argumentos al BCE para que suba hoy los tipos de interés

Refinería de petróleo
Refinería de petróleo

El barril del crudo Brent, de referencia en Europa, volvió ayer a registrar nuevas subidas, hasta alcanzar los 122,5 dólares a lo largo de la jornada. Ello refuerza los argumentos esgrimidos durante las últimas semanas por el BCE para una subida de tipos de interés. El consejo de gobierno de la entidad tomará esta decisión probablemente hoy.

En lo que va de año, el petróleo se ha encarecido casi un 30% y ha generado fuertes tensiones inflacionistas en la zona euro. El objetivo del 2% fijado por el BCE para los precios ha sido ampliamente superado en los últimos cuatro meses, lo que le obligará, según el consenso de los expertos, a acabar con la etapa monetaria más expansiva en Europa. La entidad presidida por Jean-Claude Trichet había mantenido inalterables los tipos de interés en el 1% desde mayo de 2009 y se convertirá hoy (está prevista una subida de 0,25 puntos porcentuales) en la primera de las principales entidades monetarias en aumentar el precio del dinero desde el inicio de la crisis financiera.

Esta decisión ha sido criticada por algunos expertos al considerarla prematura, pero también ha sido defendida por países como Alemania. El economista jefe de Commerzbank, Jörg Kraemer, considera que la economía del área euro no va tan mal como para necesitar unos tipos de interés del 1 %.

Pero no solo el BCE muestra sus cartas. Desde Estados Unidos ya se advierte sobre las potenciales subidas de los tipos de interés. El último día de marzo, un consejero de la Fed avanzo que podrían incrementarse los tipos a finales de este año, nada menos que 75 puntos básicos, ya que no tendría más sentido mantener los tipos próximos a cero en una economía creciendo a un ritmo del 3%. Asimismo, las últimas actas de la Reserva Federal muestran su inquietud ante las presiones inflacionistas y la recomendación de algunos miembros de una mayor vigilancia ante las expectativas de subida de precios a largo plazo. Un incremento significativo de las expectativas a largo plazo podría contribuir a una inflación excesiva de precios y salarios, lo que sería costoso de erradicar", admite.

El mercado prevé nuevos incrementos

El aumento de 0,25 puntos porcentuales que el BCE aprobará hoy, según el consenso de los expertos, no será el último del año. Los analistas descuentan que los tipos se situarán de aquí a final del ejercicio en el 1,75%, lo que implicaría otras dos subidas adicionales de 0,25 puntos en la segunda mitad del año.

Los analistas auguran que el incremento que apruebe hoy el BCE tendrá un carácter meramente "simbólico", con el único objetivo de enviar un mensaje para frenar las tensiones inflacionistas que a su vez podrían lastrar la recuperación de la economía de la zona euro.