El futuro de la vieja Europa

Radiografía sombría de la economía portuguesa

PIB. El Ejecutivo luso prevé que el PIB caerá un 0,9% este año como consecuencia de los fuertes ajustes de gasto y la atonía de la demanda interna. Un informe de UBS considera optimista esta previsión y augura que tendrá que ser revisada a la baja porque la economía lusa se verá atrapado en la trampa de la deuda. "La contracción económica y la deflación van a tirar arriba de la deuda pública, pese a los fuertes ajustes", dice.

Déficit. El déficit de las Administraciones públicas de Portugal cerró 2010 en el 8,6% del producto interior bruto, muy por encima de la previsión del 7,3% que envió a Bruselas. Las autoridades comunitarias obligaron a esa revisión al alza al no contabilizarse algunos gastos, como la inyección de 1.800 millones en el Banco Portugués de Negocios (BPN) o la ejecución de las garantías estatales a Banco Privado Português por 450 millones.

Deuda. La deuda pública de Portugal también ha sido revisada al alza. La previsión para 2010 se ha elevado al 92,4% del PIB, lo que supone 32 puntos más que el nivel registrado por España en ese mismo ejercicio. Al igual que España, el mayor nivel de endeudamiento corresponde al sector privado, que en el caso portugués llega al 120% del PIB, debido al fuerte apalancamiento de las familias en vivienda. La deuda global dobla el PIB luso.

Desempleo. La tasa de paro en Portugal apenas llega al 10%, la mitad que en España, aunque esa cifra es engañosa por el elevado nivel de economía sumergida, que algunos estudios cifran en el 25% del PIB. Las malas perspectivas provocaron masivas protestas como las celebradas a principios de marzo en Lisboa, que reunieron a más de 300.000 jóvenes. El Ejecutivo prevé que la tasa supere este año el 11% de la población activa.

Ajustes. El Gobierno en funciones de Portugal ya ha comenzado a poner en marcha las medidas adicionales de austeridad contempladas en el Plan de Estabilidad y Crecimiento, rechazado por la oposición y que provocó la salida del primer ministro Sócrates. Los datos de ejecución presupuestaria hasta marzo muestran un incremento de la recaudación de 900 millones respecto al mismo periodo del anterior ejercicio.