Vende los 251,8 millones de euros previstos

Banco Pastor triunfa con sus bonos convertibles

Banco Pastor ha conseguido su misión. Ha vendido los 251,8 millones de euros en bonos necesariamente convertibles que se había propuesto. Elevará su core capital desde el 8,45% de finales de 2010 hasta el 9,83%.

Sucursal del Banco Pastor
Sucursal del Banco Pastor

La entidad gallega ha comunicado hoy a la CNMV que ha logrado colocar el máximo previsto de bonos obligatoriamente convertibles en acciones de la entidad. Ha vendido, por lo tanto, obligaciones por casi 252 millones de euros. Hasta que estos títulos se transformen en acciones de Banco Pastor -la fecha límite es el 14 de abril de 2014-, Banco Pastor ha prometido pagar una rentabilidad anual del 8,25%.

Banco Pastor ha comunicado hoy a la CNMV que "el número de obligaciones solicitades excede de las inicialmente ofrecidas [...]. La emisión [...] se considera suscrita en su totalidad". Quienes solicitaron los bonos en el periodo de asignación adicional recibirán aproximadamente el 93,35% del importe que solicitaron.

Los instrumentos obligatoriamente convertibles y las preferentes sirven para aprobar los exámenes de solvencia, pero tienen un coste muy elevado para las entidades. Así, Banco Pastor elevará su capital básico (core capital) desde el 8,45% de finales de 2010 hasta el 9,83% Hay que tener presente que está previsto que este tipo de instrumentos deje de pagar intereses en caso de algún tipo de problema. Precisamente por esta razón y porque pueden absorber pérdidas tienen la capacidad de reforzar los ratios de solvencia de las entidades financieras.

El pago del cupón de los bonos obligatoriamente convertibles es, de hecho, absolutamente discrecional; es decir, la entidad lo pagará o no en función de su propia decisión. Si el beneficio distribuible del ejercicio fiscal anterior no es suficiente para pagar la remuneración, está también se suprimirá, al menos parcialmente. También si su ratio de capital principal cae por debajo del 8% durante más de seis meses el Banco de España tiene potestad para intervenir.