Bankia tratará el tema en el consejo de hoy

Los inversores exigen que las cajas creen bancos malos

Los inversores dispuestos a entrar en el capital de las cajas de ahorros exigen que éstas segreguen sus activos tóxicos en un banco malo. Una medida que está sobre la mesa en muchas de las cajas fusionadas.

Los inversores institucionales dispuestos a entrar en el capital de las cajas exigen que el sector segregue sus activos inmobiliarios de peor calidad, según fuentes del mercado. Una medida que ya han tomado entidades como La Caixa, pero que está en estudio para la mayoría del sector.

Así, Bankia incluyó una claúsula en este sentido en el contrato de integración de las siete entidades que forman la entidad. Mare Nostrum también baraja segregar activos tóxicos, y NocaCaixaGalicia también tiene este tema sobre la mesa. Banco Sabadell, por su parte, ya diseñó la estructura para crear un banco malo en caso de hacerse con Catalunya Caixa, operación que finalmente no se concretó.

Los inversores institucionales extranjeros, así, sí están interesados en entrar en el sector de las cajas de ahorro. Pero la condición es excluir estos activos tóxicos.

Hoy precisamente se celebra consejo de de administración de Bankia. La fusión liderada por Caja Madrid ya adelantó su intención de agrupar en un banco los activos tóxicos, y probablemente el tema se ponga sobre la mesa. Una filial en la que se podría incluir parte de la cartera industrial, como la participación de IAG, según fuentes del mercado.